martes, 21 de abril de 2015

BOEING 747-400 JUMBO: UN ICONO DE LA HISTORIA DE LA AVIACIÓN

Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza


El Boeing 747-400 (fruto de un trabajo de modernización de cinco años realizado entre 1984 y 1988 para optimizar y renovar el diseño y producción del modelo 747 original) ha sido la versión más avanzada del legendario Jumbo hasta la llegada del 747-8I (que voló por vez primera el 20 de Marzo de 2011 sobre Everett, Washington, cerca de Seattle, y cuya primera unidad operativa fue entregada a Lufthansa el 5 de Mayo de 2012).

Su vuelo inaugural tuvo lugar el 29 de Abril de 1988, siendo introducido en el mercado el 9 de Febrero de 1989, cuando la primera unidad fue incorporada a Northwest Airlines, mientras que el último aparato de los 694 producidos fue entregado en 2009.


Construido con revolucionarios métodos de ensamblaje que aseguraban una alta calidad de producto, reduciendo a la vez los tiempos de entrega y disminuyendo los costes de producción, mantenimiento y vuelo, se caracteriza por su notable mejora aerodinámica con respecto a modelos previos 747 y sus alas son 1.8 m más largas, con winglets (puntas alares curvadas hacia arriba para reducir la resistencia aerodinámica de la aeronave), que generan una disminución del 3% en el consumo de combustible y un mayor radio de acción, todo lo cual hace posibles ahorros considerables a las líneas aéreas y sus pasajeros durante la vida operativa del avión, sin olvidar el factor esencial de que utiliza materiales avanzados que permiten 1.900 kg menos de peso estructural, gracias a:

a) Sus nuevas y muy resistentes aleaciones de aluminio ubicadas en forros alares, larguerillos y cuerdas aerodinámicas de largueros inferiores, y que poseen mayor fuerza y una resistencia a la fatiga mejorada.

b) La introducción de nuevos paneles de suelo fabricados con compuesto de grafito, muy ligero y de gran dureza, utilizados en la cabina de pasajeros (los anteriores del 747-300 estaban hechos de metal).

c) Sus frenos de carbono en las dieciséis ruedas del tren de aterrizaje principal (que aportan gran resistencia y cualidades especiales) sustituyeron a los anteriores, que estaban hechos de acero, con lo que se ahorró un peso de 816 kg.


Por otra parte, desde finales de 2002, todos los Boeing 747-400 Jumbos comenzaron a llevar pantallas LCD que dotaron a estos aviones de una mayor fiabilidad y capacidad para introducir nuevas funciones actualizadas, y las tripulaciones pueden obtener una puesta al día del estado mecánico de la aeronave durante el vuelo mediante el EICAS (Sistema de Indicación de los Motores y de Alerta a la Tripulación), un dispositivo muy avanzado que muestra simultáneamente en uno de los monitores el estado en que se encuentran varios sistemas, a diferencia de lo que ocurría en los modelos de Boeing 747 precedentes en la época en que los técnicos de mantenimiento sólo podían disponer de esta información cuando el aparato se hallaba en tierra.


Siempre ha sido uno de los aviones de pasajeros más apreciados diacrónicamente tanto por las tripulaciones como por todas las personas que han tenido alguna vez oportunidad de viajar en su interior, destacando por sus grandes dimensiones (64.4 m de envergadura alar x 70.67 m de longitud x 19.41 m de altura, junto con 6.1 m de anchura de cabina y 541.2 m2 de área alar), su peso (180.985 kg vacío con motores Pratt & Whitney 4062, 180.755 kg con motores General Electric CF6-80C2B5F y 181.755 kg con motores Rolls-Royce RB-211-524H-T, así como un peso máximo en despegue de 396.900 kg), y una autonomía máxima de 13.450 km (14.205 km en el modelo de pasajeros 747-400ER).


Además, esta aeronave, una de los más importantes en toda la historia de la Aviación, ha sido siempre un referente en cuanto a capacidad máxima de pasajeros (hasta 416 en configuración de 3 clases y 524 en configuración de 2 clases) y velocidad máxima (988 km/h), con una velocidad máxima de crucero de 939 km/h.

Fue también el primer avión civil de fuselaje ancho de dimensiones y peso más grandes y aeronave pionera en el uso de motores turbofan con alto índice de derivación, menos contaminantes y ruidosos que los turbojets convencionales y que poseen la ventaja añadida de consumir menos combustible.

Asimismo, la constante digitalización de todos los datos de ingeniería relativos a su fuselaje ha sido fundamental para la creciente fabricación de componentes de gran precisión y el montaje de paneles de recubrimiento con ultramodernas máquinas guiadas por rayo láser.


Fácilmente reconocible por su impresionante tamaño y su segundo piso con más asientos para pasajeros en la parte alta delantera del fuselaje tras la cabina de vuelo, mantiene el perfil de fuselaje ancho con cuatro motores de sus predecesores, pero añadiendo las abundantes modificaciones tecnológicas y estructurales de sus predecesores, para conseguir una célula más eficaz, junto con una cabina de mando con pantallas electrónicas manejadas por dos miembros de la tripulación de cabina y que disponen de monitores CRT que muestran los instrumentos de vuelo y el anteriormente mencionado EICAS, evitando la necesidad de un ingeniero de vuelo, ofreciendo motores con un bajo consumo de combustible, carenados de fuselaje y alas revisados y un depósito de combustible con estabilizador horizontal, además de un espacio interior totalmente remozado con arquitectura de amenidades ofrecidas durante el vuelo y una cubierta superior alargada que permite un incremento del 10% en capacidad con tan sólo una modificación del 2% del peso en vacío.


Con respecto a las plantas motrices, la adición de nuevos motores como los Pratt & Whitney PW4056, General Electric CF6-80C2BIF y Rolls-Royce RB-21-524G/H/T significó un menor consumo de combustible y un superior empuje, en sinergia con el FADEC (Control Digital Electrónico de Dominio Pleno) que ajusta el rendimiento de los motores optimizando sus prestaciones.

Corte de sección del Rolls-Royce RB211-524G/H-T, soberbio motor del Boeing 747-400 Ibhayi de South African Airlines que aparece en este artículo y que fue entregado en 1998 durante el mandato presidencial de Nelson Mandela, que hacía con frecuencia el vuelo directo de 9046 km y 11 horas de duración entre el aeropuerto O.R Tambo de Johannesburgo y el de Heathrow en Londres y que realizó una formidable exhibición de vuelo seis años más tarde durante la Feria de Aviación Farnborough 2004. Con el diseño único de tres ejes y el aspecto algo rechoncho típico de la familia de motores turbofan RB211con alto índice de derivación, es el más potente de todos ellos, produciendo un empuje de 60.600 libras, con una gran optimización en la reducción del consumo de combustible, y combina las mejores cualidades del motor RB211-524H con los muy eficaces quemadores de combustible Trent para conseguir una extraordinaria potencia y rendimiento ( en simbiosis con el FADEC), un factor clave en las aeronaves de pasajeros de largo radio de acción, por lo que también fue adoptado por el Boeing 767, habiendo sido igualmente instalado con éxito en otros aviones de enorme tamaño como el An-124-210 ruso.


Además, el Boeing 747-400 lleva otros dispositivos electrónicos del más alto nivel, como un FMC (Ordenador de Gestión de Vuelo) Honeywell, cuya misión es controlar abundantes aspectos del vuelo, recuciendo notablemente la cantidad de trabajo del piloto en lo tocante a navegación y plan de vuelo, control y automatización de motores y sistemas de la aeronave, etc.

Asimismo, claramente indicativo del progreso tecnológico alcanzado con este modelo de avión es el hecho de que lleva 365 interruptores, luces e indicadores, cantidad mucho más baja que los 971 del 747-300, y su cabina de pasajeros destaca por una nueva arquitectura curvada y elevada (opcional en el 747-400 y standard en el 747-400ER), que se traduce en mayor espacio y comodidad para los viajeros.


Evidentemente, el Boeing 747-400 y el Boeing 747-400ER (de autonomía máxima ampliada) han sido superados por los dos claramente mejores y de mayor nivel aviones de pasajeros de fuselaje ancho y largo radio de acción existentes hoy en día: el Boeing 747-8 (467 pasajeros en configuración de tres clases, un 30% más silencioso y consumiendo un 16% menos de combustible que el 747-400, al que mejora también con un 13% menos de coste por asiento y milla) y el Airbus A380 (525 pasajeros en configuración de tres clases), dotados con motores de mayor rendimiento (turbofan con alto índice de derivación General Electric GEnx 63.800 lbf 284kN con rotor dual y flujo axial el Boeing 747-8, y turbofan con alto índice de derivación y tres ejes Royce Trent 970 70.000 lbf 310 kN o turbofan con alto índice de derivación y dos ejes Engine Alliance GP7270 70.000 lbf 310 kN el Airbus A380), construidos con materiales muy ligeros y resistentes, además de consumir una menor cantidad de combustible.

No podría ser de otra manera, ya que ambos son diseños mucho más modernos que el Boeing 747-400 Jumbo y poseen una mejor tecnología y aerodinámica, así como los más modernos avances en aviónica, electrónica y materiales disponibles en la industria de la aviación civil.

Por ejemplo, las alas del 747-8I han experimentado una revisión total de diseño, siendo más gruesas y profundas, con una aerodinámica recalculada, de tal manera que tanto los momentos de flexión y la distribución de la presión son diferentes, y la célula contiene un porcentaje de plástico de altas prestaciones reforzado con fibra de carbono, lo cual junto con la introducción de tecnología fly-by-wire para la mayoría de los controles laterales, genera una reducción del peso. Y además, sus cuatro motores GEnx-2B67 de última generación incorporan las tecnologías más avanzadas, incluyendo álabes y ventiladores fabricados con materiales compuestos, junto con una innovadora turbina más eficaz que los motores a los que sustituye, todo ello con el beneficio añadido de un espacio interior que destaca por su nueva arquitectura curvada y elevada que aporta a los pasajeros una mayor comodidad, sin olvidar la tecnología de estado sólido de iluminación LED incorporada, que obtiene luz ambiental interior y transiciones lumínicas suaves encaminadas a conseguir un vuelo más tranquilo, además de ayudar a mejorar la fiabilidad y los costes de mantenimiento.

Por su parte, el Airbus A380 (que en 2007 batió al 747-400 Jumbo como aeronave para transporte de personas más grande del mundo) es hoy por hoy el otro principal factor impulsor en el ámbito de los aviones de pasajeros de enormes dimensiones y fuselaje ancho, con su arquitectura IMA (utilizada por vez primera en aparatos de combate como el F-35 Lightning, F-22 Raptor y Dassault Rafale) y otros muchos avances.

Pero en mi opinión, el 747-400 y el 747-400ER (tanto en sus versiones de pasajeros como de carga) han sido las dos actualizaciones más importantes derivadas del Boeing 747 Jumbo original creado por el equipo de 4.500 especialistas bajo la dirección del ingeniero jefe Joe Sutter a finales de los años sesenta y presentado al mundo el 30 de Septiembre de 1968.


Aunque ya han comenzado a ser sustituidos por el Boeing 747-8I y el Airbus A380 y probablemente no estarán en servicio después de 2020, creo que el Boeing 747-400 y la versión 747-400 ER (este último incorpora un interior mejorado al estilo del Boeing 777 y es el Boeing 747 Jumbo más avanzado fabricado hasta la aparición del 747-8) seguirá teniendo ventajas en algunos aspectos muy importantes:

a) La velocidad: una velocidad máxima de 988 km/h (la misma que el 747-8I) y una velocidad máxima de crucero de 939 km/h (un poco más que la velocidad de crucero de 917 km/h del 747-8I) es algo verdaderamente admirable y relevante en viajes de diez o más horas en trayectos de entre 11.000 y 15.000 km, y superior a la velocidad máxima de 955 km/h y 900 km/h de velocidad de crucero del Airbus A380.

Gracias a sus alas en flecha con ángulo de 37.5º, es capaz de lograr una velocidad de crucero entre Mach 0.84 y Mach 0.88, dependiendo de la variante, lo cual le convierte en el avión de pasajeros y de carga más rápido existente, y el mencionado ángulo de las alas le permite poder entrar en los hangares disponibles.

b) La demostrada fiabilidad del 99% del 747-400 y el 747-400 ER en viajes muy largos. Es uno de los modelos cumbre de la Historia de la Aviación. Su récord de seguridad sigue siendo la referencia y será muy difícil de batir en el futuro, tal como demuestra el ejemplo del Boeing 747-400 " City of Canberra " de Qantas, que estuvo en servicio durante 25 años, realizando nada menos que 20.000 vuelos (con un total de 85 millones de kilómetros, equivalentes a 110 viajes de ida y vuelta a la Luna) y transportando a 10 millones de pasajeros entre Agosto de 1989 y Enero de 2015, teniendo lugar su vuelo de retirada el 8 de Marzo de 2015 entre el aeropuerto de Sidney y el aeropuerto regional de Illawarra, cerca de Wollowong, Nueva Gales del Sur (Australia), destacando además el hecho de que esta aeronave posee todavía el récord mundial de máxima distancia alcanzada en un vuelo comercial de pasajeros, que logró el 17 de Agosto de 1989 al realizar el trayecto Londres-Sydney sin escala alguna en 20 horas, 9 minutos y 5 segundos.

c) Los niveles de comodidad y seguridad. La inmensa mayoría de personas que han tenido alguna vez el placer de volar dentro de un 747-400 o 747-400 ER le consideran su avión favorito. Tal es su encanto, su elegancia, la amplitud de sus dos pasillos, y sobre todo el confort de vuelo experimentado.

Es una de las aeronaves más importantes y legendarias jamás fabricada, probablemente con la mayor seguridad de vuelo conseguida hasta la fecha con un avión de tamaño tan grande.

d) Una flexibilidad sin rival para operar en rutas de alcance corto, medio y largo.

e) Sus superficies de control divididas y sofisticados flaps de tres capas, que minimizan la velocidad durante los aterrizajes, siendo así posible realizarlos en pistas normales.

f) La total intercambiabilidad de motor Rolls-Royce RB211-524H-T entre los Boeing 747-400 y 747-400 ER con los Boeing 767-300 y 767-300 ER (como tercera planta motriz elegible para los dos últimos, junto con el General Electric CF6 y el Pratt & Whitney PW400).

g) Elevada similitud con los Boeing 747-8I y 747-8F respecto a la ventaja económica que supone compartir un entrenamiento de vuelo similar así como abundantes piezas intercambiables.


El Boeing 747-400 Jumbo es probablemente el avión de pasajeros más reconocible del mundo, con su característica forma ensanchada en la parte delantera del fuselaje, que alberga tanto la cabina de vuelo como la cubierta superior de pasajeros, con tres posibles opciones de motor: el General Electric CF&-80C2, el Pratt & Whitney PW4062 y el Rolls-Royce RB211-524G/H-T.

Desde un punto de vista histórico, el motor Rolls-Royce RB211-524G/H-T es muy importante, ya que la estripe RB211 (cuyo diseño comenzó en 1968 bajo la dirección del ingeniero jefe John Coplin, que se esforzó por crear un motor a reacción que utilizara materiales compuestos) fue desarrollado originalmente para el Lockheed L-1011 Tristar que entró en servicio en 1972, pero es un turbofan muy complejo, por lo que desde finales de 1971, Stanley Hooker como director técnico al mando de un equipo muy experimentado formado por científicos y mecánicos de Bristish Airways retirados, consiguió resolver los problemas del RB211-22 y realizó con él una excelente puesta a punto y ajuste de rendimiento, con actualizaciones constantes durante muchos años que produjeron versiones cada vez mejores que aportaron un mayor empuje, hasta que en 1980 alcanzó la cifra de 53.000 lbf (240kN) con el motor RB211-524, mucho mejor que el Pratt & Whitney JT9 desde el punto de vista del rendimiento y la eficiencia energética.

Y tras el fallecimiento de Stanley Hooker en 1984, su equipo siguió completando el trabajo, luchando por aumentar el empuje todavía más, lo cual tuvo como resultado la creación en 1988 de los motores RB211-524G de 58.000 lbf 260 kN y RB211-524H de 60.600 lbf (que incorporaban FADEC) para el Boeing 747-400 Jumbo, con el RB211-524H siendo suministrado también a partir de Febrero de 1990 como tercera opción de planta motriz para el Boeing 767-300.

Y cuando todo el mundo pensaba que el Rolls-Royce RB211 había alcanzado su máximo potencial y estaba claro que los motores Trent serían el futuro, el Equipo de Stanley Hooker se las arregló para crear dos nuevas versiones de rendimiento optimizado y actualizaciones estado del arte que agregaron el sistema mejorado HP del Trent 700 a los RB211-524G y RB211-524H, lo cual dió origen en 1993 a los más ligeros motores Rolls-Royce RB211-524G-T de 56.000 lbf y Rolls-Royce RB211-524H-T de 59.500 lbf, dos auténticas obras maestras caracterizadas por su gran fiabilidad, eficiencia energética muy mejorada y emisiones de CO2 reducidas, que se adecuaban tanto al 747-400 como al 747-ER y 767-300.


Tal y como ha expresado con frecuencia Joe Sutter, el diseño básico del 747 era válido en 1968 y sigue siéndolo hoy en día, con el requisito esencial de ser un excelente avión de transporte de pasajeros a largas distancias y al mismo tiempo una aeronave de carga de primer nivel, de tal manera que por una parte el Jumbo se convirtió en el referente de los aviones de pasajeros de gran tamaño durante más de cuarenta años y a la vez fue el modelo de aeronave que hizo del mercado del transporte aéreo de mercancías lo que es hoy en día.

Por nombrar sólo un ejemplo, el operador de alquiler de aeronaves con tripulación Air Atlanta, que ha volado más de 70 líneas aéreas, ha estado utilizando con éxito cuatro Boeing 747-200 y tres Boeing 747-400F como aviones de carga, al tiempo que ha usado de modo simultáneo un Boeing 747-300 y nueve Boeing 747-400 como aeronaves de pasajeros, consiguiendo incluso desarrollar dos rutas largas para la compañía Virgin: una de ellas con un Boeing 747-200 que unía Manchester con Londres y otra que conectaba el aeropuerto londinese de Gatwick con Orlando, habiendo volado también dos 747-200 para Malaysia Airlines desde finales de 2003, y la empresa presidida por Hannes Hilmarsson (operadora ACMI - aviones, tripulación, mantenimiento y seguros- líder a nivel mundial) puede ofrecer sus servicios tras un corto plazo de preaviso, con soluciones a medida, tanto con aviones de pasajeros como de carga, en cualquier lugar de la Tierra, hasta tal punto que son capaces de transformar un 747-200 o 747-400 en jet ejecutivo con capacidad para cien asientos de cuero.

Tal es la enorme versatilidad operacional del Concepto 747 Jumbo.


Ello permitió la puesta en práctica integral del concepto de diseño de fuselaje ancho con la arquitectura adecuada, mejorando constantemente las versátiles capacidades de las diferentes versiones del 747, lo cual explica el hecho de que este legendario modelo haya durado tanto, siendo todavía una soberbia opción tanto para el mercado de pasajeros como el de transporte de mercancías
, concepto encarnado en el momento presente hasta su máxima expresión por los Boeing 747-8I y el 747-8F (las últimas y más avanzadas versiones del linaje 747 Jumbo), que son más grandes y silenciosos, pudiendo llevar el 747-8I 51 pasajeros más que el 747-400, consumiendo un 16% menos de combustible, emitiendo un 16% menos de CO2 por pasajero e incorporando los últimos adelantos tecnológicos también presentes en el Boeing 787 Dreamliner, con el que comparte - aunque en tamaño mucho mayor - su diseño interior reacondicionado, con una nueva arquitectura curvada y algo inclinada hacia arriba, que aporta a los pasajeros una mayor sensación de espacio y comodidad, y además, tiene mejores materiales en la estructura y motores de quinta generación que dan un mayor empuje y destacan por su impresionante fiabilidad.


Pero la inolvidable visión del majestuoso Boeing 747-400, sus excepcionales cualidades de vuelo que marcaron nuevos standards durante dos décadas, su inconfundible zona ensanchada sobre la parte delantera del fuselaje y muchas otras características referenciales, hicieron que millones de pasajeros confiaran en él con seguridad y le convirtieran en un muy apreciado hito de la Historia de la Aviación,


con una versatilidad y validez de diseño conceptual tan perdurables en el tiempo, que incluso el 12 de Julio de 2012, Boeing entregó un 747-400 CF (Converted Freigter) a Evergreen International Airlines.

Este avión ha experimentado algunas modificaciones que incluyen un nuevo sistema de manejo del flete, revisión completa de los sistemas de la aeronave, instalación integral de la cubierta principal, puerta reforzada de la cubierta principal y una puerta más lateral de acceso a la carga, todo lo cual es realizado por HAECO en sus instalaciones de Xiamen (provincia de Fujian, en la costa este de China), con la ayuda de materiales e ingenieros suministrados por Boeing, con lo que la empresa de McMinniville (Oregón) potencia todavía más el excelente servicio y fiabilidad que ya de por sí proporciona con su flota de nueve 747-2 de carga, sacando provecho del coste operacional más bajo por tonelada y milla del sector aeronáutico, aspecto que ha sido una de las piedras angulares del éxito del Boeing 747 durante cuatro décadas.


Es sólo un ejemplo más de que el 747-400 probablemente seguirá vivo y activo como avión de transporte de mercancías (en este sentido, han sido encomiables las conversiones de Boeings 747 de pasajeros a aviones de carga por parte de HAECO Xiamen, empresa altamente especializada en esta faceta, con tiempos de entrega entre 85 y 90 días, y cuyo primer 747-400 BCF - Boeing Converted Freighter - fue realizado en Octubre de 2005), cumpliendo sus tareas con la muy alta precisión, flexibilidad, seguridad y velocidad que le han hecho famoso,


algo que ha sido inteligentemente utilizado por empresarios como Conrad Kalitta, que fundó su empresa Kalitta Air en Noviembre de 2000 con tres aviones Boeing 747 y se ha expandido hasta alcanzar la cifra de veintidós cargeros 747 (siete 747-400F y quince 747-200F), capaces de ofrecer entregas express de cualquier tipo de carga por todo el mundo), y cuyo último carguero Jumbo, un 747-400ERF, fue comprado en Diciembre de 2011.


Incluso, en Julio de 2011 Lufthansa operaba una flota de treinta 747-400, que continúan volando (configurados con 344 asientos en esquema de tres clases) junto con los dos referentes de la compañía aérea alemana: el Airbus A380 (con 526 asientos también en disposición de tres clases) y el Boeing 747-8I (del cual Lufthansa ha realizado un pedido de 20 unidades, y que serán usados en rutas intercontinentales de larga distancia, configurados con 362 asientos, desde Frankfurt a Washington D.C, Nueva Delhi, Bangalore, Chicago y Los Angeles, y cuyo primer avión tuvo su bautismo aéreo con pasajeros en el vuelo realizado entre Frankfurt y Washington D.C el 1 de Junio de 2012).


De todos modos, creo que los soberbios Boeing 747-8I y Airbus A380 constituyen una categoría aparte en sí mismos y serán los modelos cumbre de aeronaves de pasajeros de gran tamaño y fuselaje ancho antes de la llegada de un nuevo punto de inflexión en la Historia de la Aviación que probablemente tendrá lugar dentro de aproximadamente 15 años, en 2030, con un cambio de paradigma tanto en el diseño como en la forma de los aviones y su rendimiento, que redefinirá el transporte aéreo de pasajeros y mercancías a bordo de grandes aeronaves, gracias a novísimas tecnologías aeronáuticas que están viendo la luz en estos momentos.


La actual configuración de fuselaje cilíndrico en modelos cumbre como el Boeing 747-8I y 747-8F, Boeing 787 Dreamliner, Airbus A320, Airbus A340-600 y el Airbus A350 XWB ha llegado casi al límite de sus posibilidades de mejoras, y además, dicho perfil aumenta inevitablemente la resistencia aerodinámica del avión, por lo que en estos momentos la NASA y Boeing están invirtiendo enormes sumas de dinero en I + D y varias trascendentales líneas de investigación que tienen como misión principal la reducción de la resistencia a la fricción por parte del fuselaje.


El objetivo básico es conseguir de una vez por todas el transporte supersónico de pasajeros con aeronaves de gran radio de acción, muy cómodas, seguras y con el mínimo consumo de combustible posible, reduciendo al máximo el peso de las aviones mediante el uso de materiales compuestos estado del arte como la fibra de carbono en alas y otras zonas específicas, siempre entendiendo que el factor primordial será una aerodinámica tremendamente avanzada.


En mi opinión, el concepto de ala voladora carente de fuselaje y cola, provista de perfil en flecha y motores a reacción, alumbrada a principios de 1944 por Walter y Reiman Horten con el prototipo Ho IX impulsado por dos turborreactores Junkers Jumo 004B de 1956 lbf (8.7 kN) cada uno  y especialmente las ideas básicas esbozadas por el Proyecto de Ala Voladora Northrop YB-49 de 1947 con ocho motores turbojet Allison/General Electric J35-A5 de 4.000 lbf (17kN) cada uno y el equipo del Proyecto Northrop Boeing ATB de 1981 que creó el Northrop Grumman B-2, podrían ser retomadas, ya en pleno siglo XXI, con una tecnología muy avanzada, materiales mucho mejores, conocimientos bastante más profundos sobre aerodinámica, motores a reacción de nivel muy superior y menor consumo de combustible, etc.

La superficie aerodinámica ancha del YB-49 no pudo ser optimizada para su rendimiento a alta velocidad, por razones técnicas, entre ellas la imposibilidad de controlarlo convenientemente, debido a la ausencia de tecnología fly-and-wire durante la segunda mitad de los años cuarenta y la necesidad de plantas motrices más potentes.

Pero una adecuada configuración de los motores a reacción sobre la parte alta trasera de un ala voladora ultramoderna contruida desde cero para transporte supersónico de pasajeros podría dar sus frutos, siendo posible la obtención de 1.88 Mach (2.000 km/h), es decir, una velocidad casi tres veces mayor que la del Northrop YB-49 y el doble que la del del Northrop Grumman B-2, junto con una autonomía máxima de vuelo de 16.500 km (muy superior a los 11.100 km de máximo radio de acción del B-2), mejorando también los 14.800 km de máxima autonomía de vuelo del Boeing 747-8I y los 15.400 del Airbus A380-800.


En este sentido, la profunda investigación realizada por la NASA desde 2007 con las dos alas voladoras experimentales no tripuladas Boeing X-48B a escala 8.5% con tres pequeños motores turbojet ubicados en la zona alta trasera, fabricadas con materiales compuestos bajo la dirección del ingeniero jefe Norman Princen y caracterizadas por su configuración variante de avión de fuselaje integrado fusionador de elementos de las aeronaves tradicionales y de las más ultramodernas alas volantes (con lo que se obtiene una muy superior eficiencia sustentadora y una superficie interna utilizable mucho mayor, además de poder aumentar al doble el número de pasajeros sin incrementar el tamaño) podría ser la etapa previa al futuro diseño y fabricación de aeronaves comerciales de pasajeros y carga con forma de alas volantes sin fuselaje, capaces de llevar entre 600 y 1000 pasajeros o bien mercancías con una eficiencia mucho mayor que con los perfiles de aeronaves standard, un mucho mayor ahorro de combustible, radio de acción más extenso, superior fiabilidad y ciclos de vida operativa más prolongados que los de aeronaves de referencia actuales como el Boeing 747-8I, Boeing 747-8F, Boeing 787 Dreamliner, Airbus A380, Airbus A340-600, Airbus A350XWB, etc, con la posibilidad añadida de reducir el ruido, tal y como ha demostrado el también experimental prototipo de ala voladora a escala del 3% Boeing X-48C, versión modificada bimotor del X-48B.

No obstante, antes de ello, es muy probable que vean la luz futuros aviones a reacción de pasajeros con fuselaje sin ventanas (windowless jet concepts), algunos de cuyos prototipos se hallan en fase avanzada, dotados con cámaras acopladas a las alas y el fuselaje y que permitirían a los viajeros (mediante pantallas electrónicas digitales de visualización OLED de alta resolución y  bajo consumo energético instaladas por toda la cabina de pasajeros) contemplar el paisaje exterior en tiempo real y formato panorámico de 360º mientras están volando.

Dicha ausencia de ventanas supondría en la práctica varias trascendentales ventajas: la reducción de la anchura del fuselaje, la disminución del peso y un notable ahorro en el consumo de combustible. No en vano, las aeronaves de carga como el Boeing 747-400 CF carecen de ventanas, ya que aproximadamente por cada reducción del 1% en peso hay un 0.75% de ahorro en combustible.


Pero el Boeing 747 Jumbo en sus diferentes versiones ha soportado el paso del tiempo durante 45 años, plenamente operativo tanto como avión de pasajeros como carguero por toda la geografía mundial, con el 747-400 y el 747-400ER como principales cúspides evolutivas derivadas del concepto original Boeing 747 que voló comercialmente por vez primera el 22 de Enero de 1970, y durante todo ese tiempo, ha transportado aproximadamente la mitad del flete aéreo mundial.

Y aunque los nuevos Boeing 747-8I y 747-8F mantienen la arquitectura básica del avión 747 Jumbo primigenio y pueden ser considerados actualizaciones muy avanzadas derivadas de la versión 747-400, creo que aun no siendo modelos revolucionarios, sus grandes mejoras anteriormente mencionadas en diferentes aspectos, sobre todo en los mucho mejores, más potentes y fiables motores GEnx-2B67, las tecnologías mucho más innovadoras - bastantes de las cuales son compartidas por el 787 Dreamliner-, los raked wingtips - puntas alares orientadas hacia atrás - inspiradas en los 787, 777-300ER y 777-200LR y que sustituyen a los winglets - puntas alares orientadas hacia arriba - del 747-400 (lo cual produce una disminución tanto de los torbellinos de punta de plano en los bordes alares laterales como de la resistencia aerodinámica y turbulencias de estela, así como la subsiguiente mejora de la eficiencia en el uso del combustible), sus superiores planos aerodinámicos, su muy mejorada reducción de ruido, los cualitativamente superiores materiales de la estructura, la iluminación LED estado del arte, el diseño interior tremendamente confortable heredado del 787 Dreamliner, y muchos otros rasgos, les convierten en una clase aparte en sí mismos, claramente pertenecientes a la siguiente generación de aeronaves de pasajeros con motores a reacción y fuselaje ancho, representadas tanto por ambos modelos de Boeing 747-8 como por el A380, si bien el 747-8 mantiene intacto el concepto invariable que hizo al 747 Jumbo de Joe Sutter tener un enorme éxito durante más de cuarenta años: su asombrosa versatilidad y rendimiento tanto como aeronave de pasajeros como de transporte de mercancías, algo que podría ser un factor clave para las ventas durante los próximos años, con una filosofía en gran medida intacta.

LOS BOEING 747-400 JUMBOS DE BRITISH AIRWAYS

British Airways es hoy en día el principal operador mundial del Boeing 747-400 Jumbo,

Boeing 747-400 Jumbo de British Airways en el aeropuerto de Heathrow (Londres) dos horas antes de su despegue hacia el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York. 3 de Enero de 2013.

con una flota de 53 aeronaves que realizan muchas rutas distintas, incluyendo la extensamente utilizada Londres-Nueva York.


Tarjeta de seguridad a bordo fotografiada en posición vertical dentro de un Boeing 747-400 Jumbo de Bristish Airways durante la ruta Londres-Nueva York.

Van equipados con cuatro




motores Rolls-Royce RB211-524H y son capaces de alcanzar una velocidad máxima de 988 km/h con excelentes niveles de rendimiento, comodidad y seguridad para los pasajeros y tripulación, además de ofrecer la posibilidad de elegir entre cuatro categorías de asientos: World Traveller, World Traveller Plus, Club World y Primera Clase.

Area de pasajeros dentro de un Boeing 747-400 Jumbo el 3 de Enero de 2013, sobrevolando el Océano Atlántico durante el vuelo entre Londres y Nueva York.

Pantalla de asiento de pasajero indicando que el Boeing 747-400 de British Airways se está aproximando a Nueva York tras un vuelo de siete horas desde Londres cruzando el Océano Atlántico.

Estos 747-400 son modelos muy modernizados, llevan un sofisticado sistema de audio y video en cada asiento, disponen de muy amplio espacio interno, incorporan importantes mejoras aerodinámicas, nueva aviónica, una cabina de vuelo estado del arte y son fruto de 46 años de experiencia desde 1968, año en que BOAC (que se fusionó con BEA a través de un Acta del Parlamento Británico de 1971, lo cual produjo el nacimiento de hecho de British Airways el 31 de Marzo de 1974) construyó el


nuevo y enorme hangar del aeropuerto de Heathrow designado para el mantenimiento de los primeros Boeing 747-100 Jumbos que entraron en servicio en 1970, con capacidad para 350 pasajeros.


© Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza

miércoles, 15 de abril de 2015

STEPHEN CURRY: TALENT IN ITS PUREST FORM

SPANISH
Text and Photos: José Manuel Serrano Esparza


Throughout the 2014-2015 season, Stephen Curry, basketball player of the United States team and NBA Golden States Warriors, has established himself as the best guard and shooter in the world, with a decisive contribution to the United States victory during the FIBA Basketball World Cup 2014 and the present NBA regular season, where his top-notch playing level, wise steering of the team and leadership in crunch time, are helping the Warriors to turn into one of the most powerful franchises of the NBA.


A player featuring huge class, exceptional technique and arguably the man with best dribbling and ball handling in NBA, as well as possessing a lethal medium and long range shooting which make him an amazingly accomplished sniper, particularly in the crunch time, watching Stephen Curry in action is a real treat for any basketball lover.


In a competition like the NBA, bountiful in players boasting a brutal physical level in terms of power, jumping ability, exceedingly swift speed in the fast break, colossal strength in 1-on-1, tremendous rebounding capacity in both zones, preservation of identical athletic performance during the four quarters of the games and it all being complemented by rather good basketball skills and remarkable scoring giftedness from different positions like LeBron James (2,03 m and 113 kg, with athleticism more reminiscent of an olympic decathlete), Stephen Curry (1,91 m and 86 kg) epitomizes the magic, the fantasy, the filigree, the elegance, the incredible plays once and again, the unbelievable assists, the stratospheric 3 pointers deciding games in key instants, the dribblings breaking his defenders´ waists with a wide assortment of fakes, trajectory shifts and sensational ball bounces in full sprint, the behind-the-back passes to the centers and power forwards best located in the rival paint, the alley-hoops and a boundless catalogue of resources arousing the excitement of the audiences.


Stephen Curry in high gear during a fast break. The attacking creative flair at full steam displayed on court by the guard of the U.S team and the Golden State Warriors, adapting himself to the different men he faces, is really stunning, being able to solve the plays by himself or managing to spot his best placed teammates to assist them, because he´s likewise an outstanding lineup player who has always made grow the men within the squads he´s taken part in.


Stephen Curry is a top-drawer attacker excelling both at his playing vision and his steady ability to become a machine gun with his deadly outside shots, being also able to drive to the rival hoop through lightning penetrations.

Besides, the unpredictable nature of his decisions, fraught with brainstorms, turns him into an extremely difficult to stop man in 1-on-1, since he successfully finds brilliant solutions even under the pressure of the toughest defenses, either scoring galore or distributing the ball with fluidity taking advantage of his excellent court vision and passing instincts.

And his formidable shooting, featuring exceptional accuracy and a very fast throwing mechanics, is a constant threat, also having a nose for steals.


Stephen Curry´s improvement since he started his path at Davidson University (in which he played during the 2006-2007, 2007-2008 and 2008-2009 seasons, averaging 25.3 points, 4.5 rebounds and 3.7 assists per game, becoming top scorer of NCAA with 28.6 points per game throughout his last year there, in which he also attained the three pointer shots record of the competition in one year, with 162, being subsequently chosen by Golden State Warriors in the seventh position of the 2009 NBA Draft), has been awesome, fully integrating himself into the Oakland team and ripening into a fundamental part and franchise player.

Though he hasn´t won any NBA ring yet, he´s already achieved a number of important feats during his six years trajectory as a professional player:

- Winner of the FIBA Basketball World Cup Turkey 2010, held between August 28 and September  12 of that year, with the United States team coached by Mike Krzyzewski.

- 54 points and 11 three pointer shots on February 27, 2013, during the NBA game Golden State Warriors-New York Knicks held at the Madison Square Garden of New York.

- Record of 3 pointers nailed throughout a season in the whole NBA history: 272, attained during the regular season 2012-2013, beating the previous 269 record by Ray Allen achieved with the Seattle Supersonics in 2005-2006.

- Winner of the FIBA Basketball World Cup Spain 2014, held between August 30 and September 14 of that year, with the United States team coached by Mike Krzyzewski.

- Winner of the 3-Point Shooting Contest Title during the NBA All Star celebrated in New York on February 14, 2015.


Stephen Curry belongs to the breed of legendary NBA artist guards on the court (lacking extraordinary athleticism and featuring a height under 2 meters, but being geniuses of basketball and preeminent interpreters of the showtime, also boasting an awesome gift to thoroughly read the tempo of games and carry the team on their back in the decisive moments) started by Bob Cousy during fifties, followed by Oscar Robertson throughout sixties, Pistol Pete Maravich during the first half of seventies and continued later by other great playmakers like Isiah Thomas, Steve Nash, Jason Kidd and others.


In addition to his progressive increasing performance as both playmaker and shooting guard depending on the games circumstances throughout his six seasons in Golden State Warriors, Stephen Curry´s evolution as a player has even been more fostered thanks to the teachings imparted to him by the United States team coach Mike Krzyzewski (under whose orders he played the FIBA Basketball World Cups Turkey 2010 and Spain 2014), who has known how to infuse him with defensive mentality and utmost effort in specific stages of some important games, like in this play in which he begins the fast break after stealing a ball.


Throughout this NBA 2014-2015 season, Stephen Curry has made till now a lot of superb performances with which he´s in a position to turn into MVP and is already considered by many experts as the best sharpshooter in the history of this sport.

April 23rd, 2015 updating.- Stephen Curry hits an incredible 3 pointer with two defenders on him (Anthony Davis - 2,08 m and 100 kg- and Tyreke Evans - 1.98 m and 100 kg), forcing the overtime in the third NBA Playoff game Golden State Warriors vs New Orleans Pelicans, which would end with victory for the Oakland (California) franchise 123-19, after recovering a disadvantage of 20 points during the fourth quarter previous to the extra time.

© Text and Photos: José Manuel Serrano Esparza

jueves, 2 de abril de 2015

STEPHEN CURRY: TALENTO EN ESTADO PURO

ENGLISH
Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza


Durante la temporada 2014-2015, Stephen Curry, jugador de baloncesto de la selección de Estados Unidos y de los Golden State Warriors de la NBA, se ha consagrado como el mejor base playmaker (director de juego) y tirador del mundo, con una decisiva aportación a la victoria de Estados Unidos durante el Campeonato del Mundo de Baloncesto 2014 y en lo que va de temporada regular season de la NBA, donde su gran nivel de juego, sabia dirección del equipo y liderazgo en los momentos clave, están ayudando a los Warriors a convertirse en una de las franquicias más potentes de la NBA.


Jugador con una clase inmensa, excepcional técnica y probablemente el hombre con mejor dribbling y manejo de balón de la NBA, además de poseer un tiro letal de media y larga distancia que le convierten en un consumado francotirador, especialmente en el crunch time (minutos decisivos de los partidos), ver a Stephen Curry en acción es auténticamente delicatessen para cualquier amante del deporte de la canasta.


En una competición como es la NBA en la que abundan jugadores con un nivel físico brutal en cuanto a potencia, capacidad de salto, enorme velocidad en el fast break (contraataque), descomunal fuerza en los uno contra uno, tremenda capacidad reboteadora en ambas zonas, resistencia a la fatiga con preservación de idéntico tono físico durante los cuatro cuartos de los partidos y todo ello acompañado de muy buenos fundamentos y gran capacidad de anotación desde distintas posiciones como LeBron James (2,03 m y 113 kilos de peso, con cualidades de decatleta olímpico), con 1,91 de altura y 86 kilos Stephen Curry simboliza la magia, la fantasía, la filigrana, la elegancia, las jugadas increíbles una y otra vez, las asistencias inverosímiles, los triples estratosféricos que resuelven los partidos en los instantes clave, los dribblings rompiendo la cintura de sus defensores con mil y una fintas, cambios de trayectoria en carrera y sensacionales botes de balón en pleno sprint, los pases sin mirar por la espalda a los pívots y aleros fuertes ubicados en la pintura rival, los alley-hoops y un catálogo inagotable de recursos que provocan el delirio de los espectadores.


Stephen Curry en pleno sprint durante un contraataque. La capacidad de improvisación ofensiva  a enorme velocidad del base de la selección norteamericana y los Golden State Warriors adaptándose a los distintos adversarios a los que se enfrenta es sencillamente prodigiosa, siendo capaz de resolver las jugadas por sí mismo o bien sabiendo encontrar a sus compañeros mejor situados, ya que es asimismo un gran jugador de equipo que siempre ha hecho crecer a los hombres de los conjuntos en los que ha militado.


Steve Curry es un atacante extraordinario que destaca tanto por su visión de juego como por su permanente capacidad para transformarse en ametralladora con sus letales lanzamientos exteriores o bien incursionar hacia la canasta rival mediante rapidísimas penetraciones.

Además, la naturaleza imprevisible de sus decisiones, repletas de creatividad, le convierten en un hombre extremadamente difícil de defender en el 1 contra 1, capaz de buscarse soluciones brillantes incluso bajo la presión de los más férreos marcajes, ya sea anotando por sí mismo o bien distribuyendo el juego con fluidez.

Y su formidable tiro, de excepcional precisión y muy rápida mecánica de lanzamiento, es una amenaza constante.


La progresión de Steve Curry desde que iniciara su andadura en la Universidad de Davidson (en la que jugó durante las temporadas 2006-2007, 2007-2008 y 2008-2009, promediando 25.3 puntos, 4.5 rebotes y 3.7 asistencias por partido, convirtiéndose en el máximo anotador de la NCAA con 28.6 puntos por partido durante su último año como universitario, en el que consiguió también el récord de triples de la competición en una sola temporada con 162 tiros de tres puntos y fuera a continuación elegido por los Golden State Warriors en la séptima posición del Draft de la NBA de 2009), ha sido espectacular, integrándose plenamente en el equipo de Oakland y siendo desde entonces su pieza fundamental y jugador franquicia.

Aunque no ha ganado todavía ningún anillo de la NBA, ha conseguido ya abundantes e importantes logros durante sus séis años de trayectoria como jugador profesional:

- Campeón del Mundial de Baloncesto 2010 disputado en Turquía entre el 28 de agosto y el 12 de septiembre de dicho año, con el equipo de Estados Unidos dirigido por Mike Krzyzewski.

- 54 puntos y 11 triples el 27 de febrero de 2013 en el partido Golden State Warriors-New York Knicks disputado en el Madison Square Garden de Nueva York.

- Récord de triples anotados durante una temporada en toda la historia de la NBA: 272, conseguido durante la regular season 2012-2013, superando el récord previo de Ray Allen que estaba en 269 triples con los Seattle Supersonics durante la temporada 2005-2006.

- Campeón del Mundial de Baloncesto 2014 disputado en España entre el 30 de agosto y el 14 de septiembre de dicho año, con el equipo de Estados Unidos dirigido por  Mike Krzyzewski.

- Ganador del Concurso de Triples durante el NBA All Star celebrado en Nueva York el 14 de febrero de 2015.


Stephen Curry pertenece a la raza de legendarios bases artistas NBA sobre el parquet (sin extraordinaria capacidad atlética y de altura inferior a los 2 metros, pero genios del baloncesto y eximios intérpretes del showtime, dotados además de un gran don para leer con exactitud el tempo de los partidos y echarse al equipo a la espalda en los momentos decisivos) iniciada por Bob Cousy durante los años cincuenta, seguida por Oscar Robertson en los años sesenta, Pistol Pete Maravich durante la primera mitad de los años setenta, y continuada posteriormente por otros grandes playmakers como Isiah Thomas, Steve Nash, Jason Kidd y otros.


Además de su paulatino rendimiento ascendente como playmaker (director de juego) y shooting guard (base tirador) según las circunstancias de partido durante sus seis temporadas en Golden State Warriors, Stephen Curry ha visto potenciada su evolución aún más gracias a las enseñanzas del entrenador del equipo USA Mike Krzyzewski (bajo cuyas órdenes jugó los Campeonatos del Mundo de Turquía 2010 y España 2014), que ha sabido imbuirle mentalidad defensiva con máximo esfuerzo en fases específicas de algunos partidos importantes, como en esta jugada en la que inicia el fast break tras robar un balón en defensa.


En lo que va de temporada NBA 2014-2015, Stephen Curry ha realizado muchas actuaciones portentosas con las que lleva camino de convertirse en MVP de la competición y es considerado ya por muchos expertos como el mejor tirador en la historia de este deporte.

Actualización 23 de Abril de 2015.- Stephen Curry anota un triple increíble con dos defensores encima (Anthony Davis - 2,08 y 100 kg- y Tyreke Evans - 1.98 y 100 kg -) que fuerza la prórroga en el tercer partido de playoff Golden State Warriors vs New Orleans Pelicans de la NBA, que terminaría con victoria de la franquicia de Oakland (California) por 123-19, tras superar una desventaja de veinte puntos en el último cuarto previo al tiempo añadido.


© Texto y Fotos: José Manuel Serrano Esparza