miércoles, 12 de agosto de 2015

CANON EF 11-24 MM F4L USM: REFLEXIONES SOBRE EL NUEVO ZOOM REFERENTE MUNDIAL ULTRA GRAN ANGULAR RECTILÍNEO



La senda iniciada por Canon con su soberbio objetivo zoom angular extremo 11-24 mm f/4L rectilíneo de 16 elementos (4 asféricos - uno de los cuales es tallado a mano - 1 Super ED, 1 ED, y dotado con multirrevestimientos super spectra y de flúor) en 11 grupos para formato 24 x 36 mm ha generado desde el mismo momento de su aparición en Febrero de 2015 enormes niveles de expectación e incluso convulsión en el mercado fotográfico, debido a varios factores importantes, sobre todo al hecho de trascender con un zoom nada menos que en 3 mm de rango focal corto al también soberbio Nikon AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED para formato full frame (aparecido en agosto de 2007 y que era hasta ahora el referente en este tipo de objetivos).


UN TOUR DE FORCE ÓPTICO-MECÁNICO SIN PRECEDENTES EN ESTE TIPO DE OBJETIVOS ZOOM
La fabricación del zoom Canon EF 11-24 mm f/4L USM precisa de una gran inversión tanto en muy sofisticadas máquinas CNN específicas de gran precisión que han de ser manejadas por técnicos muy experimentados como en diseñadores ópticos de muy alto nivel y profundo conocimiento de las técnicas de acabado magneto reológico con herramientas MRF, sobre todo en lo tocante a seis de sus 16 elementos: uno asférico de gran tamaño y torneado a mano con diámetro de nada menos que 87 mm, otro asférico también muy grande moldeado en vidrio, dos asféricos más de menor tamaño igualmente moldeados en vidrio, otro fabricado en vidrio Super ED de dispersión cromática extrabaja y uno UD de dispersión cromática muy baja.

Sección transversal del impresionante esquema óptico-mecánico de 16 elementos en 11 grupos del zoom angular extremo Canon EF 11-24 mm f/4L USM, que ha supuesto un antes y un después en el diseño y construcción de este tipo de objetivos de focal variable al haber ampliado el rango ultra angular hasta los 11 mm, superando incluso la barrera de los 12 mm del super gran angular no retrofoco Voigtlander Heliar 12 mm f/5.6, lo cual puede calificarse sin ambages como hazaña, ya que el zoom de Canon es un diseño retrofoco creado para su uso con cámaras profesionales reflex full frame y en el que la lente frontal bulbosa de gran tamaño (nada menos que 108 mm) se mueve al enfocar, con una distancia mínima de enfoque que cambia según la focal utilizada: 32 cm en la posición 11 mm y 28 cm en la de 24 mm. 

El coste de producción de este zoom angular extremo es muy elevado e inevitablemente ello repercute en su precio de venta de aproximadamente 3.000 euros, que ciertamente los vale, ya que constituye en sí mismo un importante tour de force óptico y mecánico que supone un salto cualitativo y una espectacular ampliación de cobertura angular con respecto al camino abierto por otros dos objetivos zooms ultra gran angulares de élite, uno rectilíneo con un impresionante nivel de corrección de la distorsión, viñeteado apenas apreciable incluso en las focales más cortas y gran uniformidad de excelente calidad de imagen en centro, borde y esquinas (el Olympus Zuiko Digital 7-14 mm f/4 ED) y otro enormemente versátil, no tan superlativamente corregido en distorsión y viñeteado pero con importante abertura máxima de f/2.8, generador de excepcionales niveles de resolución y contraste y que es hasta ahora el referente en el ámbito del reportaje y la fotografía de paisaje (el Nikon AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED):

- El Olympus Zuiko Digital 7-14 mm f/4 ED para sistema Cuatro Tercios, equivalente a un 14-28 mm f/4 en paso universal, presentado en septiembre de 2004, con fórmula óptica de 18 elementos en 12 grupos (dos de ellos asféricos - el segundo torneado de gama referencial, gran diámetro y más que intrépida curvatura así como gran meticulosidad en el tallado de sus bordes y el décimosexto fabricado en vidrio ED y de tamaño mucho más pequeño-, dos Super ED - el cuarto y el sexto, este último de tamaño algo menor -, y uno ED - el décimo cuarto) y peso de 780 gramos. Todavía el patrón en este ámbito y uno de los mayores logros en toda la historia de las ópticas fotográficas, con un nivel de corrección óptica increíble: prácticamente exento de distorsión geométrica alguna, un viñeteado extremadamente bajo para un objetivo de tan gran cobertura y una homogeneidad de altísima definición y contraste entre centro y esquinas desconocida en un zoom de este tipo hasta su aparición, incluso a 7 mm (gracias al mantenimiento de algo de color fringing en el extremo focal corto), siempre teniendo en cuenta que dentro de la extrema complejidad y mérito que conlleva diseñar un objetivo zoom angular extremo de primerísimo nivel como éste, es más fácil y con un coste de producción más bajo hacerlo para formato 4/3, micro 4/3 o APS-C que para formato 24 x 36 mm.
- El Nikon AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED. Presentado en agosto de 2007. Un auténtico referente que destaca por su gran luminosidad para un zoom extremo de tales características diseñado para sensor full frame y muy especialmente por su extraordinario poder de resolución y contraste en el centro, caracterizado por su impresionante homogeneidad de rendimiento óptico a todos los diafragmas entre f/2.8 y f/11 y en todas y cada una de las focales (superando incluso en este ámbito al soberbio Leica Vario-Elmar-R 21-35 mm f/3.5-4 ASPH, lo cual tiene un enorme mérito, ya que el AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED alcanza una cobertura angular 7 mm mayor, por lo que su diseño fue mucho más prolijo y mayor la inversión en su desarrollo), produciendo además espléndidos colores, mientras que en las esquinas hay un ligero descenso cualitativo a f/2.8 que a partir de f/4 se aproxima a los resultados en el centro de la imagen.

Nikon volcó en este zoom todo su know-how óptico y mecánico, con una fórmula óptica de 14 elementos en 11 grupos (3 de ellos asféricos y 2 ED), 9 palas de diafragma y uso extensivo de revestimiento con nano cristal, habiéndose corregido muy bien el viñeteado, con valores a efectos prácticos insignificantes incluso a plena abertura f/2.8, muy superior en esta faceta (al igual que en las restantes) al Nikkor 16-35 mm f/4 VR.

Obviamente, un objetivo con esta gama de focales ultraangulares, f/2.8 constante y soberbia construcción mecánica enteramente metálica (con excepción del parasol de plástico) no puede ser pequeño, por lo que sus dimensiones son de 9,8 cm de diámetro x 13,5 mm de longitud y su peso de 969 g.

Es un auténtico todoterreno, tanto en fotografía de reportaje como de paisaje, con excepción de la fotografía de arquitectura, donde la corrección de la distorsión del Olympus Zuiko 7-14 mm f/4 y el Canon EF 11-24 mm f/4L USM es superior.

No obstante, la corrección de la distorsión en el AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8 es bastante más que digna, ya que únicamente presenta una ligera distorsión en barrilete entre 14 y 19 mm, que desaparece a partir de 20 mm y una distorsión en cojinete aún menor, casi imperceptible, a 24 mm.

FÓRMULA ÓPTICA DE PRIMERÍSIMO NIVEL Y ENSAMBLAJE MECÁNICO ESTADO DEL ARTE

La muy compleja y exótica fórmula óptica del zoom super gran angular extremo Canon 11-24 mm f/4L de 16 elementos (uno asférico de gran tamaño y torneado a mano con diámetro de nada menos que 87mm mm, otro asférico también muy grande moldeado en vidrio, dos asféricos más de menor tamaño igualmente moldeados en vidrio, otro fabricado en vidrio Super ED de dispersión cromática extrabaja y uno UD de dispersión cromática muy baja) define por sí misma el enorme esfuerzo de diseño, uso integral de know-how óptico/mecánico y las dificultades de fabricación que entraña producir un zoom con estas características, que posee una excelente calidad óptica en toda su gama focal, así como una muy encomiable corrección de la distorsión para un objetivo tan sumamente angular. 

Ni que decir tiene que durante la fase de elaboración hay un elevado porcentaje de elementos ópticos desechados, en especial la gran lente asférica frontal torneada de 87 mm que precisa tallado manual de extraordinaria precisión por parte de un muy experimentado óptico, así como el uso de ingeniería de vanguardia y diferentes ultramodernas tecnologías que hacen que se tarde varios días en fabricar. Todo ello hace que el coste de producción de este extraordinario objetivo zoom ultra gran angular sea muy elevado.

Por otra parte, al igual que ocurre con el Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED - diseñado también para sensor 24 x 36 mm -el Canon EF 11-24 mm f/4 L USM ha sido muchísimo más difícil de hacer que el Olympus Zuiko 7-14 mm f/4 ED para sistema 4/3 y que el Olympus M. Zuiko Digital ED 7-14 mm f/2.8 Pro para sistema Micro 4/3 (este último con excelente corrección de la distorsión mediante algoritmos de software, que obtiene su máxima calidad de imagen a 14 mm - equivalente a 28 mm en full frame- y muy buena a 10 mm - equivalente a 20 mm en formato 24 x 36 mm - , mientras que a 7 mm - equivalente a 14 mm en full frame - es muy bueno en el centro pero bastante inferior en esquinas, incluso diafragmando) y con un coste de producción mucho más alto, ya que fabricar un objetivo zoom 11-24 mm tan sumamente angular diseño puro, prácticamente sin distorsión y con una elevada uniformidad de rendimiento entre centro y esquinas para el círculo de imagen inherente al sensor formato 24 x 36 mm (con un área de 864 mm2) un 400% más grande que el del formato Cuatro Tercios 17.3 x 13 mm (con un área de 225 mm2) entraña hacer frente a unas exigencias ópticas muy superiores en complejidad y asumir retos físicos con frecuencia al borde de lo científicamente posible, sobre todo cuanto más se lleve al límite la focal más corta, y en este sentido, los 11, 12 y 13 mm en el extremo angular del Canon EF 11-24 mm f/4L USM constituyen sin duda una significativa presentación de credenciales.

Tampoco hay que olvidar que diseñar y fabricar objetivos angulares y standard para sensores Cuatro Tercios, Micro Cuatro Tercios y APS-C que den menos rayos divergentes en los márgenes del campo de imagen es más fácil y con un coste de producción mucho más bajo que diseñar y fabricar objetivos para sensor 24 x 36 mm que hagan lo propio, sobre todo con los angulares, ya que cuanto más oblicuos son los rayos de luz que llegan al sensor, mayor es la posibilidad de que se produzcan errores de color, viñeteado y ruido de fondo, a diferencia de los teles cuyos rayos de luz emergentes son casi paralelos.

Asimismo, el Canon EF 11-24 mm f/4L USM es un diseño óptico más meritorio, avanzado y difícil de realizar tanto desde un punto de vista óptico como mecánico que el soberbio AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED, porque extender la gama de focales gran angular desde 14 mm a 11 mm aumenta de modo geométrico las dificultades de fabricación e inserción de elementos y grupos ópticos dentro del objetivo y las tolerancias han de ser mucho más estrictas, además de que su corrección de la distorsión es mejor, hasta el punto de que puede ser utilizado en fotografía de arquitectura tanto en exteriores como en interiores, incluso a 11, 12 y 13 mm, lo cual es una auténtica e histórica proeza, además de constituir un objetivo que abrirá nuevas posibilidades creativas y de composición en fotografía de interiores, arquitectura, industrial, paisaje, bodas y todo tipo de eventos con asistencia de muchas personas, entornos en los que se desenvuelve a un gran nivel.

No obstante, tal y como ocurre con todos los objetivos, tanto fijos como zoom, ninguno es perfecto, y no es menos cierto que el AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8 es también un fantástico zoom profesional ultra angular, superior al Canon EF 11-24 mm f/4L USM en máxima abertura de diafragma (f/2.8) y ligeramente superior en resolución y contraste - ambos son excelentes en estos dos parámetros - , aspectos que le aportan algunas importantes ventajas y le convierten en una opción mejor en fotoperiodismo, paisaje (aunque en este género fotográfico las cosas se equilibran mucho, ya que los 11, 12 y 13 mm disponibles en el zoom Canon pueden marcar la diferencia a la hora de fotografiar paisajes en los que se necesite la máxima cobertura angular posible) , astrofotografía y moda.



CRITERIO PRÁCTICO DE DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN OPTIMIZADOS PARA CONSEGUIR EL MEJOR RENDIMIENTO ÓPTICO POSIBLE EN LAS FOCALES MEDIAS Y CORTAS ENTRE LOS 19 Y 11 MM Y LA REDUCCIÓN DE LA DISTORSIÓN A VALORES CASI INAPRECIABLES, INCLUSO EN EL EXTREMO MÁS CORTO DE SU RANGO FOCAL


Desde un punto de vista óptico, es hoy por hoy prácticamente imposible conseguir una uniformidad al 100% en centro, bordes y esquinas en toda la gama de focales cubiertas por un objetivo zoom ultra gran angular tan sumamente extremo como éste que incluye en su rango más corto las focales rectilíneas de 11, 12 y 13 mm y en su rango más largo la de 24 mm.

Por ello, Canon ha realizado un brutal esfuerzo de diseño en el que se da prioridad sobre todo a las focales medias de su rango 16, 17, 18, 19 y 20 mm desde el punto de vista de la obtención de una mayor homogeneidad de excelente rendimiento en centro, bordes y esquinas (siendo 16 mm a f/8 y f/11 la cúspide cualitativa de este buque insignia), pero con un objetivo fundamental: la consecución de la máxima resolución y contraste posibles en el centro en las focales cortas más extremas de 15, 14, 13, 12 e incluso 11 mm, igualando en gran medida (y ésto es un logro óptico excepcional) los valores de poder de definición y contraste en el centro de la imagen en las mencionadas focales medias, aunque con un inevitable descenso en resolución y contraste en bordes y esquinas (si bien la calidad sigue siendo muy buena en dichas zonas para un zoom con esta tremenda cobertura gran angular extrema rectilínea) a todos los diafragmas y distancias de enfoque.


Canon ha aplicado el criterio práctico de potenciar sobre todo la eliminación al máximo posible de la distorsión, dejándola en unos niveles admirables, casi inapreciables, en acerico para la gama de focales largas y medias (entre 24 mm y 19 mm aproximadamente) y en barrilete (para las focales entre alrededor de 16 y 11 mm, siendo ésta última, inevitablemente, en la que hace más acto de presencia — con aproximadamente 3.8 % —), con unos valores excelentes y sobre todo sorprendentes para un objetivo tan brutalmente angular, algo dificilísimo de conseguir, a costa de preservar intencionadamente las aberraciones cromáticas visibles inherentes a 12 mm y sobre todo 11 mm en las esquinas, además de un notable viñeteado en posición 11 mm a plena abertura f/4 (tolerable, ya que ello permite muy buena resolución, contraste y más que aceptable corrección de la distorsión a esta focal tan extremadamente corta — por mencionar sólo un ejemplo, el Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8 ASPH tiene una distorsión en barrilete del 2% —), siempre teniendo en cuenta que hay oscurecimiento en esquinas visible a máxima abertura f /4 en todas las focales (incluyendo 1.5 EV en posición 24 mm a f/4), pero desaparece a partir de f/5.6 entre 12 mm y 24 mm


Y esta sensacional corrección de la distorsión en un objetivo zoom de cobertura ultra gran angular tan gigantesca como es el Canon 11-24 mm f/4L que permite hacer con él fotografía de arquitectura incluso a 11 mm, constituye per se un importante hito en la historia de las ópticas fotográficas, siendo en estos momentos el zoom profesional rectilíneo más angular del mercado, con la ventaja añadida de que posee una excelente resolución y contraste en el centro a todas las focales y diafragmas, incluyendo f/4, manteniendo muy buenos valores (sólo ligeramente inferiores) en las esquinas, se ha eliminado de modo prácticamente integral el coma y el control del flare es más que notable gracias a los recubrimientos Wavelength Structure Coating (SWC) y Air Sphere Coating (ASC), todo lo cual 
tiene un mérito enorme en un objetivo que comienza en 11 mm y ha marcado sin duda un punto de inflexión en la Historia de la Fotografía en este tipo de objetivos zoom ultra gran angulares. 


En otro orden de cosas, para percibir en su adecuada dimensión el trascendental logro conseguido por Canon con la ampliación de la cobertura angular extrema de 14 mm a 11 mm, es importante tener en cuenta que hasta hace muy poco se consideraba poco menos que inviable dentro del ámbito ultraangular la construcción de objetivos angulares extremos rectilíneos de gama alta con excelente corrección de la distorsión para cámaras reflex por debajo de la barrera de los 13 mm encarnada por el mítico Nikkor F 13 mm f/5.6 de 16 elementos en 12 grupos, dotado de corrección óptica para distancias muy cortas mediante elementos traseros flotantes, multirrevestimientos integrados y 7 palas de diafragma, diseñado por Ikuo Mori en 1971 y cuyo primer prototipo fue construido por Nikon en 1972, al que el nuevo zoom Canon EF 11-24 mm f/4L USM supera nada menos que en 2 mm en su focal más corta.

ELIMINACIÓN PRÁCTICAMENTE INTEGRAL DEL COMA Y MUY BUEN CONTROL DEL FLARE

El Canon 11-24 mm f/4L está prácticamente exento de coma a plena abertura f/4 a todas sus focales y diafragmas, algo enormemente revelador, al igual que el hecho de que el Nikkor 14-24 mm f/2.8 esté casi libre de coma incluso a plena abertura f/2.8 donde sus valores en esta faceta son insignificantes y desaparecen totalmente a partir de f/4.

Generalmente, quienes compran un objetivo de gama profesional (con excepción de los fotógrafos especializados en fotografía nocturna y astrofotografía), tanto si es óptica fija como zoom, no suelen tener la corrección del coma entre sus prioridades más importantes, sino que buscan sobre todo una muy amplia abertura de diafragma, la máxima resolución y contraste posibles, una excelente corrección de la distorsión, una buena reducción del viñeteado en los diafragmas más luminosos, un tratamiento antireflejos de primer nivel, etc.


Es por ello que al diseñar y fabricar excelentes objetivos angulares muy luminosos entre f/1.4 y f/2.8 que destacan en dichos parámetros mayormente anhelados por profesionales y fotógrafos avanzados, con frecuencia se optimiza todo el diseño apoyándose en una intencionada falta de atención integral a la corrección del coma durante el desarrollo de la fórmula óptica, los tests con curvas MTF, etc, porque el coma no será un aspecto decisivo en géneros fotográficos como la arquitectura, paisajes, fotografía de interiores, moda creativa a diafragma abierto, etc, y el mantenimiento de cierto grado de coma a la máxima abertura que desaparece al diafragmar dos puntos suele ser lo habitual, ya que ello permite decantar los compromisos inherentes a cualquier diseño óptico por bueno que sea en favor de los parámetros anteriormente mencionados.


Es lo que ocurre por ejemplo con el Canon 24 mm f/1.4L II y el Sigma Art 24 mm f/1.4 DG HSM, ambos con un coma visible a f/1.4 y f/2, que en el Sigma desaparece en gran medida a f/2.8 y en el Canon a f/4.


Por su parte, el Samyang 24 mm f/1.4 ED AS IF UMC Aspherical está ya prácticamente libre de coma a f/2 y muy reducido a f/1.4, pero su corrección de la distorsión y sus valores de resolución y contraste aún siendo buenos son claramente inferiores al Canon 24 mm f/1.4L II y al Sigma Art 24 mm f/1.4 DG (siendo este último el de mayor calidad global de los tres), ya que igualar las cotas en resolución y contraste tanto del angular Canon como del de Sigma preservando simultáneamente su excelente corrección del coma a diafragma abierto habría elevado notablemente el coste de diseño y fabricación, así como su nivel cualitativo, y su precio habría sido inevitablemente mucho más alto.


Además, es también muy significativo el hecho de que el Canon 11-24 mm f/4L supera claramente en todas sus focales y diafragmas tanto al Canon EF 14 mm f/2.8L II como al Canon 16-35 mm f/2.8L II en corrección del coma y definición en bordes, y posee algo menos de distorsión en posición 14 mm que el Canon EF 14 mm f/2.8L II y menos distorsión a 16, 17 y 18 mm que el Canon 16-35 mm f/2.8 L II.

Con respecto al control del flare, desde el mismo comienzo del diseño de su zoom 11-14 mm f/4L, Canon fue plenamente consciente de que éste iba a ser uno de los aspectos clave y más complicados de abordar, debido a que la ampliación de 14 mm a 11 mm en el extremo angular más corto hace aumentar muchísimo tanto las probabilidades de que se produzcan reflejos como las dificultades para controlarlos en comparación con ópticas fijas de 14, 15 y 16 mm o zooms que parten de 14 mm.

Por ello, se creó un departamento de investigación independiente encargado de buscar la mejor solución posible a este tema, y tras abundantes pruebas, se optó por una simbiosis entre las dos primeras lentes frontales asféricas de gran tamaño de la parte delantera y el cuarto elemento ubicado entre la tercera lente asférica y el elemento Super ED, adhiriendo revestimiento Subwavelength Structure Coating (SWC) a la cara interna de la curvatura completa de los elementos asféricos 1 y 2 de gran tamaño y revestimiento Air Sphere Coating (ASC) a toda la superficie recta de la cara externa del elemento Super ED. 
Todo ésto tiene como resultado una gran potenciación del contraste, que realza notablemente la percepción visual de la nitidez y captación de detalles ya de por sí excelentes de este zoom. 
Pero por si todo ello fuera poco, Canon, plenamente consciente de que no es posible acoplar el típico filtro UV o protector (algo que asimismo ocurre con el Nikkor 14-24 mm f/2.8), ha prestado también una gran atención a evitar por todos los medios que polvo, suciedad o gotas de agua puedan adherirse tanto a la enorme parte delantera del objetivo (108 mm de diámetro) como a la parte trasera del mismo, algo de extrema dificultad, muy especialmente con respecto a la gran superficie de su zona frontal, pero lo ha conseguido mediante un muy avanzado revestimiento de flúor Fluorine Coating de impresionantes propiedades antiadherentes que recubre toda la superficie de curvatura externa de la enorme lente asférica frontal de 87 mm torneada a mano y también toda la superficie trasera recta de la lente asférica (de dimensiones mucho más pequeñas y moldeada en vidrio) de la zona trasera, y que es la más próxima al sensor cuando el objetivo está conectado.


Para hacerse una idea de lo que ha supuesto en la historia de la óptica el Canon 11-24 mm f/4 L, el objetivo fijo Samyang  14 mm f/2.8 IF ED UMC Aspherical posee una extraordinaria corrección del coma, de tal manera que incluso a plena abertura está exento de él, pero el zoom Canon 11-24 mm f/4L posee cualidades de óptica fija en toda su gama focal, hasta el punto de que a 12 y 13 mm posee mejor corrección de la distorsión que el Samyang 14 mm f/2.8 Aspherical, superándole también en resolución y contraste, al tiempo que su diseño óptico ha preservado una prácticamente total reducción del coma a máxima abertura f/4 gracias sobre todo a la interacción entre los cuatro elementos asféricos (tres de ellos en la parte delantera y el otro al final de la parte trasera), el elemento Super UD de la parte delantera y el elemento UD de la parte trasera del objetivo zoom.

Por tanto, el hecho de que se haya prestado bastante más atención de lo habitual a la corrección del coma a plena abertura f/4 (diafragma abierto relativamente moderado) en el Canon 11-24 mm f/4L teniendo en cuenta los sobresalientes valores de poder de resolución, contraste, increíblemente buena corrección de la distorsión y la enorme cobertura super angular hasta 11 mm que ofrece y viñeteado admirablemente reducido, indican claramente que es un objetivo de élite en el que se han analizado concienzudamente todos y cada uno de la pléyade de aspectos ópticos y mecánicos que entran en juego y se han invertido grandes cantidades de dinero en I + D en sinergia con un ímprobo esfuerzo de diseño y construcción, algo también aplicable en esta faceta al Nikkor 14-24 mm f/2.8 (un diseño más meritorio en esta faceta que el Canon, siempre teniendo en cuenta que un Canon 11-24 mm f/2.8 con la calidad del Canon 11-24 mm f/4L es imposible de construir sin que el peso y el tamaño aumenten a más del doble) , cuyos apenas apreciables valores de coma a f/2.8 y su eliminación a f/4 le hacen todavía más apropiado para fotografía nocturna y astrofotografía, que requieren la mayor captación de luz posible, por lo que lo mejor es disponer de una abertura máxima f/2.8 o mayor.


Conseguir con un zoom angular tan extremo como el Canon 11-24 mm f/4L o el Nikkor 14-24 mm f/2.8 integrar una práctica desaparición del coma a la máxima abertura de diafragma con el resto de cualidades mayormente buscadas por los profesionales al adquirir un zoom de élite es algo de enorme dificultad, que aumenta exponencialmente si se quiere conseguir reducir todo lo posible las aberraciones de Seidel, ya que para conseguir dicho nivel cualitativo referencial es imposible controlar eficazmente todos los parámetros mediante sistemas ópticos cuyo trazado de rayos lumínicos sea establecido únicamente por ordenadores y softwares de diseño, por muy avanzados que puedan ser, y hará falta al menos un óptico con tremendo conocimiento y experiencia que sepa las decisiones que hay que tomar. 


CUIDADO DIAFRAGMA DE 9 PALAS
Canon ha prestado también gran atención al diseño del diafragma de su zoom 11-24 f/4L, dotándole de 9 palas de diafragma con forma concienzudamente estudiada para sinergizar al máximo con los multirrevestimientos Subwavelength Structure Coating (SWC), Air Sphere Coating (ASC) y Fluorine Coating que incorpora su fórmula óptica, lo cual potencia todavía más si cabe la excelente reducción del flare que caracteriza a este objetivo, y además confiere al sol que aparezca en fotografías de paisaje como una bella estrella de 18 puntas. 

ELEVADO PORCENTAJE DE ELEMENTOS DESECHADOS DURANTE LAS FASES DE FABRICACIÓN

Otra razón importante del alto coste de los objetivos muy sofisticados y con muy elevadas prestaciones ópticas y mecánicas es la muy alta tasa de elementos fuera de tolerancias rechazados, ya que cuanto mayor sea su rendimiento, mayor habrá de ser la precisión con la que se tallen, pulan y cubran con revestimientos sus elementos ópticos, por lo que sobre todo los cuatro elementos asféricos de la fórmula óptica (especialmente el primero - de enorme diámetro, 84 mm, y torneado a mano - y el segundo - también de gran diámetro, moldeado y todavía más interesante desde un punto de vista óptico-) del nuevo zoom Canon EF 11-24 mm f/4 L requieren una extrema precisión y pueden tardarse varios días en configurarlos, por lo que se genera una inevitable pérdida de tiempo y de capacidad de producción, además de que con objetivos de este sobresaliente nivel, si se produce la más mínima desviación de tolerancia o descentramiento, no es posible utilizar el recurso (del que a veces pueden servirse los diseñadores ópticos con objetivos de gama intermedia y alta) de contrarrestar el efecto producido por dicha desviación utilizando otro elemento óptico con características opuestas que lo neutralicen.


LA NECESIDAD TRANSFORMADA EN VIRTUD

Las excepcionales cualidades del Canon 11-24 mm f/4L con respecto a su impresionante cobertura gran angular extrema, su enormemente meritoria corrección de la distorsión geométrica, sus excelentes valores de resolución y contraste especialmente en sus focales más cortas y medias incluso a diafragma abierto f/4, la plena operatividad profesional de sus 11, 12 y 13 mm, su viñeteado notablemente bien controlado, sobre todo si se tiene en cuenta que es el zoom rectilíneo más angular del mercado, su muy avanzada y exótica fórmula óptica con profusión de elementos asféricos de gama alta tanto torneados como moldeados en vidrio (en especial los muy difíciles de construir y de elevado coste de producción elementos 1 y 2 con gran diámetro de la parte frontal), etc, son producto de dos factores clave:

a) El muy fuerte peso específico en el mercado fotográfico y prestigio del AF-S Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED.

b) La presentación por Canon de sus nuevas cámaras reflex profesionales Canon 5DS y 5DS R con sensores full frame de 50 megapíxels, mucho más exigentes con las ópticas que se les acoplen que los sensores de 24 o 18 megapíxels de cámaras réflex full frame también profesionales como la Canon EOS 5D Mark III de o la Canon EOS-1D X.


Parece claro que el Canon 11-24 mm f/4L fue diseñado desde un principio con la necesidad fundamental in mente de obtener una interacción lo mejor posible con los nuevos sensores formato 24 x 36 mm de 50 megapíxels de sus nuevas cámaras reflex profesionales y otras nuevas que puedan aparecer en el futuro.

Será interesante ver la evolución del mercado y si esta escalada en megapíxels se va convirtiendo en una futura tendencia de mercado en el segmento profesional full frame, ya que está muy claro que cámaras como la Nikon D800, D800E y Sony A7r de 36 megapíxels, las Fujifilm X-T1 APS-C de 16 megapíxels, la Olympus E-M5 MK II, CSC Micro 4/3 de 16 megapíxels, la Panasonic Lumix GH4 Micro 4/3 de 16 megapíxels son cámaras totalmente profesionales con prestaciones, avanzadísima tecnología y excelentes calidades de imagen producidas, que permiten además la obtención de grandes ampliaciones sobre papel fotográfico a tamaños impensables sólo hace unos pocos años (sobre todo las de sensor APS-C y Micro 4/3) y satisfacer la inmensa mayoría de trabajos de los fotógrafos que las usen, por lo cual considerar una necesidad absoluta el tener una cámara con sensor de 50 megapíxels (algo que obviamente también tiene sus ventajas) sería una falacia, ya que las cámaras son ante todo y para todo herramientas fotográficas cuya idoneidad dependerá mayormente del tipo de trabajo a realizar.

Por otra parte, el aumento del poder de resolución del sensor hasta los 50 megapíxels con cámaras reflex dotadas de pentaprisma, espejo reflex y abundantes piezas móviles presenta más inconvenientes que el hipotético diseño de un tipo de cámara mirrorless full frame 24 x 36 mm con visor electrónico del tipo de la Sony A7r pero con 50 megapíxels en lo tocante a vibraciones, desgastes y muy especialmente la creación de objetivos específicos para sensor tan potente, ya que la ausencia de espejo basculante y una flange distance menor que en las cámaras dslr de formato completo permite concebir diseños ópticos más puros y fabricar ópticas todavía de mayor nivel cualitativo y con un porcentaje menor de compromisos.

NACE UNA NUEVA ERA EN EL DISEÑO Y FABRICACIÓN DE OBJETIVOS ZOOM SUPER ANGULARES EXTREMOS RECTILÍNEOS

El Canon 11-24 mm f/4L ha inaugurado una nueva era en el diseño y fabricación de objetivos zooms ultra gran angular, con unos niveles de resolución, contraste, impresionante corrección de la distorsión si se tiene en cuenta que parte en su extremo focal más corto nada menos que de 11 mm, excelente control del flare mediante el uso de dos multirrevestimientos estado del arte en simbiosis con otro revestimiento muy avanzado que evita la adherencia de gotas de agua, suciedad y polvo tanto en la enorme lente frontal bulbosa como en la parte trasera del elemento asférico 4 - el más próximo al sensor -, y la más exótica y completa fórmula óptica realizada hasta la fecha con este tipo de objetivos y dotada de 4 elementos asféricos, uno Super UD de dispersión cormática extrabaja y uno UD de dispersión cromática muy baja, unido todo ello a una construcción mecánica de primer nivel.

Esto supone un hecho trascendental: la superación con un objetivo zoom de extrema cobertura superangular hasta los 11 mm del en gran medida progenitor de todos los objetivos fijos ultraangulares retrofoco de 15 y 14 mm durante más de 40 años: el Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5 rectilíneo de 13 elementos en 12 grupos- diseñado y optimizado para f/5.6 por el genio Erhard Glatzel, pionero en el uso de elementos asféricos de gran tamaño en este tipo de objetivos angulares extremos con excelente corrección de la distorsión y muy altos valores de resolución y contraste- y presentado durante la Photokina de 1972 como prototipos HFT Distagon 15 mm f/3.5 con montura de bayoneta Rollei para Rolleiflex SL35 y como SMC Takumar 15 mm f/3.5 con montura de rosca M42 para cámaras Pentax y fabricado para Asahi Optical Co por Carl Zeiss mediante un acuerdo entre ambas empresas.

De hecho, el Carl Zeiss Distagon T* 15 mm f/3.5 C/Y en montura Contax-Yashica presentado durante los años ochenta — con ADN Erhard Glatzel e idéntica fórmula óptica que el Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5 de 13 elementos en 12 grupos original de 1972, aunque con mejores multirrevestimientos antirreflejos — sigue siendo hoy en día uno de los mejores objetivos fijos angulares extremos rectilíneos, y pese a haber sido diseñado para cámaras réflex de película 24 x 36 mm, obtiene una espléndida calidad de imagen y ausencia de distorsión conectado mediante adaptador a cámaras reflex full frame de 24 megapíxels como la Canon EOS 5D Mark III, aunque con cámaras profesionales reflex digitales con sensor de 50 megas como las Canon 5DS y 5DS R su rendimiento no es tan bueno.

El Canon 11-24 mm f/4L — creado desde cero para sensor digital 24 x 36 mm de 50 megapíxels — posee un mejor control del flare mediante unos multirrevestimientos lógicamente mucho más evolucionados y eficaces (pese a que el revestimiento antirreflejo T* del diseño original Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5 de Erhardt Glatzel sigue siendo incluso hoy en día muy bueno y compensa los abundantes tramos de aire de su fórmula óptica), una resolución y contraste ligeramente superiores, un mayor control del color fringing, y un elemento asférico 2 muy grande (justo detrás del 1 de tamaño enorme, aún mayor y tallado a mano), cuya superficie de curvatura interna (a diferencia de la lente asférica más delantera) presenta abundantes zonas desuniformes meticulosamente estudiadas para interactuar con la gran lente frontal asférica y la tercera lente asférica (más pequeña que las otras dos de la zona delantera del objetivo) ubicada justo tras ella.

Esto supone a efectos prácticos la génesis de una nueva especie, ya que esta lente asférica 2 ocupa una posición en el esquema óptico del Canon 11-24 mm f/4L similar a la de la lente 2 no asférica de notable tamaño del Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5 que interactúa con la gran lente frontal no asférica de este objetivo y el bastante más pequeño y de mayor grosor elemento asférico (11) antepenúltimo de su fórmula óptica, pero con la diferencia de que el grado de curvatura externa del elemento asférico 2 del Canon 11-24 f/4L es significativamente mayor que la lente 2 no asférica del Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5  y mucho menor (aproximadamente la mitad) la distancia entre dicho elemento asférico 2 y el enorme elemento asférico 1 más delantero. 

Evidentemente, los objetivos de referencia en el ámbito ultra angular diseñados para full frame siguen siendo hoy por hoy dos, ambos ópticas fijas de enfoque manual y también creados para full frame:

a) El Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8 ASPH de 13 elementos — uno de ellos asférico, el segundo tras la gran lente frontal, cuatro e dispersión parcial anómala y seis de vidrio óptico altamente refractivo — en 10 grupos, diseñado por Schneider- Kreuznach conforme a especificaciones Leica y presentado en 2001, virtualmente sin flare y con extraordinarios niveles de resolución y contraste a plena abertura en centro, bordes y esquinas, además de una impresionante corrección de la distorsión, eliminación prácticamente integral del color fringing y el astigmatismo y una distancia mínima de enfoque de tan sólo 18 cm, con unas dimensiones muy reducidas de 85,3 mm de longitud y 83,5 mm de diámetro en su zona más ancha y un peso de 710 gramos.

b) El Carl Zeiss Distagon 15 mm f/2.8 T* lanzado al mercado en 2012, con 15 elementos  — dos de ellos asféricos —  en 12 grupos, distancia mínima de enfoque de 25 cm, dimensiones de 132 mm de longitud y 103 mm de diámetro, peso de 748 gramos, y al igual que el Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8 ASPH con unos valores extraordinarios prácticamente en todos los aspectos ópticos relevantes, incluso a plena abertura f/2.8, superiores incluso a los del Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8, además de tener también una construcción mecánica de primerísimo nivel.

Estas dos ópticas fijas juegan en otra liga — especialmente el Carl Zeiss Distagon 15 mm f/2.8 T* , aunque el Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8 ASPH se le aproxima mucho, lo cual tiene un gran mérito, ya que es un objetivo once años más antiguo pero bastante más pequeño y ligero, con casi 5 cm menos de longitud y pesa 38 gramos menos, por lo que fue más difícil de diseñar y fabricar — y son los buques insignias en el segmento de ópticas super angulares extremas para formato 24 x 36 mm, pero con un precio inevitablemente muy elevado: entre 6.000 y 7.000 euros el Super-Elmarit-R 15 mm f/2.8 ASPH (que es además pieza de coleccionistas, ya que sólo se fabricaron 420 unidades) de segunda mano y unos 2.700 euros el Carl Zeiss Distagon 15 mm f/2.8 T* nuevo, ya que la construcción enteramente metálica de ambos, su robustez y duración en el tiempo, la máxima calidad de los metales nobles utilizados en su fabricación, las exquisitas helicoidales de enfoque en latón, la precisión de la ingeniería mecánica que incorporan, su resolución lineal y contraste, su corrección de la distorsión y la ausencia de aberraciones cromáticas que permite hacer fotografías en interiores con contextos de grandes contrastes de altas y bajas luces o reflejos brillantes, y muchas otras cualidades, sencillamente no tienen rival hoy en día.  

Pero la llegada de la fotografía digital y la necesidad de adecuar los diseños ópticos a los sensores digitales que han sustituido a las antiguas emulsiones químicas, ha generado entre 2007 con la aparición del Nikkor 14-24 mm f/2.8G ED y el 2015 con la aparición del Canon 11-24 mm f/2.8L un hito en la historia de las ópticas fotográficas en general y de los objetivos de focal variable en particular: la creación de objetivos zoom diseñados para formato 24 x 36 mm con prestaciones ópticas y mecánicas de altísimo nivel en lo tocante a resolución, contraste, corrección de la distorsión, ausencia de aberraciones, y ampliación de la cobertura focal más angular hasta los 14 mm en una primera fase y de modo insólito hasta los 11 mm con el reciente Canon 11-24 mm f/2.8L que posicionan a ambos zooms en una ubicación cualitativa de calidad de imagen entre el diseño primigenio Carl Zeiss Distagon 15 mm f/3.5 creado por Erhard Glatzel en 1972 — y que fue el patrón hasta finales del siglo XX — y el imbatible dúo Super-Elmarit-R 15 mm f/3.5 ASPH/Carl Zeiss Distagon 15 mm f/2.8 T*.

Y hacer ésto con objetivos zooms constituye una proeza óptico-mecánica sin precedentes, cuyos protagonistas han sido primero el Nikkor 14-24 mm f/2.8GED y ahora este increíble Canon 11-24 mm f/4L.  


José Manuel Serrano Esparza

domingo, 2 de agosto de 2015

FUENTES (CUENCA): ASESINADO UN GATITO DE 3 MESES CON ENORMES NIVELES DE CRUELDAD, SATISFACCIÓN Y REGOCIJO


A mediados de Julio de este año 2015 tuvo lugar en el pueblo de Fuentes (Cuenca) un hecho repugnante a más no poder, ciertamente vomitivo y execrable: el asesinato de un gatito de tres meses de edad por parte de un chico de 15 años residente en el pueblo (VIDEO), que mató al pequeño animal, todavía un bebé, de una brutal patada que destrozó sus órganos internos (hígado, bazo, vesícula biliar, estómago, corazón y probablemente parte de los pulmones) en el momento mismo del impacto, haciéndole volar hasta la altura de un segundo piso, tras lo cual el cachorro cayó al suelo y murió no en el acto, sino tras varios segundos de agonía en medio de dolorosísimas convulsiones, todo lo cual fue grabado en video por un compañero de hazaña del asesino y subido a internet  para que todo el mundo pudiera contemplar la histórica "gesta".

Todo ésto, de por sí enormemente grave y de una crueldad, cutrez, cobardía y bajeza incalificables, es superado con creces por la crudeza de las imágenes, que hablan por sí mismas, definen a los tres chicos participantes, y en las que destacan varios aspectos relevantes que demuestran a mi modesto entender que lo ocurrido es de una violencia extrema y muy punible:

a) Se trata de unos hechos planificados con anticipación, premeditación y total alevosía, que probablemente se iniciaron separando al pequeño gatito de 3 meses de su madre mediante algún engaño, y llevándolo a continuación a la zona del pueblo que se ve en las imágenes, con una puerta verde a la izquierda y una puerta azul al fondo a unos 100 metros de distancia.

b) Desde el mismo momento en que los tres chicos (parece ser que son tres, uno cuya punta de la zapatilla derecha aparece en la mitad inferior izquierda del video en el segundo 00:06 (los segundos del video aparecen abajo a la izquierda), otro que lleva zapatillas verdes y naranja y que aparece entre el segundo 00:07 y el 00:08, y el que mata al gatito, de notable altura y corpulencia para su edad y que lleva camiseta color naranja de manga corta, pantalón de deporte azul que le llega hasta la pantorrilla y zapatillas de deporte negras con una raya blanca y zona trasera de color rosa) llegan al lugar en el que van a realizar el asesinato, se percibe claramente un enorme nivel de regocijo y júbilo en todos ellos mientras participan en los preparativos previos, ya que están a punto de matar al cachorro y ello les genera un gran placer, diversión y satisfacción, lo cual es muy palpable en las risas y gritos de excitación y alborozo de los tres y en los saltos de alegría del chico que lleva zapatillas de color verde y naranja (entre el segundo 00:07 y el 00:08).

Existe una probabilidad muy alta de que el chico que viste la camiseta naranja de manga corta sea el más alto y fuerte de los tres, ya que la patada es absolutamente brutal y puede verse en la imagen (00:16) como la punta de la bota derecha de este mierda alcanza la zona superior de su pecho tras impactar en el vientre del gatito y destrozar sus órganos internos, justo antes de salir despedido el cachorro a muchos metros de altura como consecuencia de la brutal salvajada, hasta el punto de que el animal está en el aire durante nada menos que tres segundos (entre 00:16 y 00:19).

c) Durante todos los momentos previos al crimen, el asesino ha estado sujetando con gran deleite al cachorro entre sus manos (lo cual se constata entre los segundos 00:09 y 00:12), y a continuación (segundo 00:13) lo arroja al suelo, de muy mala manera y con notable desprecio, justo antes de patearle y matarle, siempre en medio de visibles y audibles manifestaciones de alegría, gritos de excitación y muy altos niveles de adrenalina de los otros dos chicos compañeros de espectáculo y de él mismo.

d) Se aprecia claramente que el asesino chulea y presume de lo que va a hacer ante sus dos compañeros de espectáculo, que le ríen la gracia, justo antes de matar al gatito.

Se prepara, toma distancia, se concentra al máximo, adelanta primero la pierna derecha en el suelo mientras fija la mirada en la zona del vientre del cachorro en la que va a dar la brutal patada.

Está muy excitado, sus pulsaciones suben al máximo y quiere además chulear todo lo posible ante los otros dos compañeros de show, que están mirando.

Ha de exhibir su fuerza ante ellos, no puede ser una patada cualquiera, ha de ser brutal, no han de quedar dudas sobre su potencia.


Atrasa un poco su pierna izquierda y la apoya en el suelo (00:15), toma carrerilla y se acerca al gatito, apoya de nuevo la pierna izquierda en el suelo, algo más adelante, a unos 30 cm de la cabecita del bellísimo bebé de 3 meses y le da una brutal patada con la pierna derecha que destroza su cavidad abdominal y sus órganos internos, siendo lanzado a muchos metros de altura antes de caer al suelo.


El indefenso bebé no muere en el acto como consecuencia del impacto en el suelo.

El gatito está reventado por dentro desde el momento mismo de la brutal patada que le ha destrozado varios órganos vitales, se halla ya al borde de la muerte desde el inicio de su trayectoria ascendente, y al carecer de la energía necesaria para girar en el aire adecuadamente y caer de pie, impacta de espaldas contra el suelo y está varios segundos interminables agonizando, retorciéndose de dolor, boca arriba, sin poder mover el bebé su cuerpo destrozado y moviendo únicamente las patitas durante sus últimos segundos de vida ( las convulsiones del gatito son visibles durante el último segundo del video, prolongándose su agonía varios segundos más después del momento en que acaba el video), mientras los tres participantes en la " hazaña ", especialmente el más fuerte, el pateador, prosiguen con su alborozo, risotadas y miradas de complicidad.

Tal y como ha explicado muy acertadamente Elvira Caracena Herráiz en facebook, todo ésto nada tiene que ver con una broma de juventud o una travesura. Es algo muchísimo más grave, delictivo y que produce náuseas, que crecerían en proporción geométrica si estos tres maltratadores y verdugos de un gatito de 3 meses se fueran de rositas pagando simplemente una pequeña multa y de ahora en adelante la gente del pueblo se cruzara con ellos por la calle o en el bar y les saludara como si tal cosa, como si aquí no hubiera pasado nada.

Pese a todo, afortunadamente, ha habido personas y entidades que han estado a la altura de las circunstancias y que han reaccionado con notable rapidez y profesionalidad:

- Elvira Caracena Herráiz, educadora social que vive cerca del municipio donde sucedieron los hechos, que con gran valentía y determinación dió a conocer el video todo lo que pudo en las redes sociales (algo doloroso, pero necesario para poder entender con precisión la enorme gravedad de lo ocurrido y que esta salvajada no se olvide) y denunció el tema a la Guardia Civil tras ver que los tres chicos habían colgado el video en la web alardeando de ello.

- El periódico online El Huffington Post, que dió rápida cobertura informativa a la noticia y se hizo eco del bochornoso asesinato del gatito de 3 meses por puro "placer" y "diversión".

- Por supuesto la Guardia Civil, que desde el primer momento realizó una encomiable labor, iniciando una investigación para identificar a los tres chicos que participaron en la matanza del cachorro de tres meses.

- El PACMA (Partido Animalista), que en sinergia con el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) realizó también un trabajo muy importante que culminó con la denuncia de los tres muchachos por maltrato animal tras su identificación y el inicio de gestiones para ponerles a disposición judicial.

- Carlos Rodríguez, Presidente del Centro Veterinario Mascoteros de Rivas Vaciamadrid, gran profesional y hombre muy enamorado de su profesión y los animales, que en Junio de este mismo año 2015 tuvo que intervenir a una pequeña gatita llamada Brokenque fue utilizada (junto a varios de sus hermanos que no sobrevivieron) como pelota de fútbol por varios chicos psicópatas, y que finalmente no pudo superar las gravísimas heridas que le fueron provocadas por las patadas de dichos vándalos.

Carlos Rodríguez es un hombre que ha dedicado un enorme esfuerzo personal encaminado a la concienciación social para evitar el maltrato animal y la impunidad de los que lo cometen.

Los propios vecinos del pueblo de Fuentes (Cuenca), donde nunca había ocurrido nada parecido a ésto y que desde el primer momento de conocerse la noticia mostraron públicamente su indignación y rechazo a los hechos, personándose también el alcalde del pueblo y el Ayuntamiento como parte acusadora, ya que estos gravísimos hechos son intolerables y no pueden quedar impunes, porque ello generaría una enorme alarma social (de hecho, el asesinato de este indefenso gatito de 3 meses por puro placer y diversión y entre risas, ha conmocionado a la opinión pública y ha generado una gran indignación por toda España), daría una pésima imagen del pueblo y del país y sería además una falta de respeto a la gran labor de la Guardia Civil, del SEPRONA, del Partido Animalista, de la educadora social Elvira Caracena Herráiz, del diario online Huffington Post y de otros muchos medios importantes que también dieron cobertura a la noticia tras conocerla, etc, cuyo encomiable trabajo de seguimiento de la información y labores de identificación habría sido en vano.


Texto: José Manuel Serrano Esparza

domingo, 26 de julio de 2015

TORREÁRBOLES (CERRO MURIANO): DESCUBIERTA LA AUTORÍA Y UBICACIÓN DE OTRA FOTOGRAFÍA HECHA POR ROBERT CAPA ANTES DEL 5 DE SEPTIEMBRE DE 1936

ENGLISH
                                    Photo: Robert Capa.

elrectanguloenlamano.blogspot.com ha podido descubrir la autoría y ubicación de una nueva fotografía hecha por Robert Capa en Torreárboles antes del 5 de Septiembre de 1936.

Se trata de una imagen que aparece en la página 127 del libro La Lucha del Pueblo Español por su Libertad (de A. Ramos Oliveira, editado por la Embajada Española en Londres en 1937), en tamaño 21 x 17 cm, y en la que se ve a un grupo de 8 milicianos anarquistas de la CNT y de la FAI de Alcoy (Alicante) subiendo a lo alto de una colina.


Uno de ellos lleva una ametralladora pesada francesa Hotchkiss M1914 calibre 7 x 57 mm Mauser de 24,4 kg sobre su hombro izquierdo, mientras que el situado inmediatamente a su izquierda está a punto de poner sobre la cima su trípode.

El resto de milicianos que caminan tras ellos en sentido ascendente llevan cajas de municiones que contienen cinco peines rígidos de acero, cada uno de ellos con 24 cartuchos del calibre 7 x 57 mm Mauser para la mencionada ametralladora.

Vertiente sur de Torreárboles, donde se aprecia la pendiente cuyos últimos metros hay que subir para llegar a la cima. Capa hizo la foto desde el tramo final, ubicado ligeramente al otro lado, en ángulo contrapicado, disparando su Leica II (Model D) con objetivo Leitz Elmar 50 mm f/3.5 apuntando hacia arriba y encuadrando a los milicianos mientras caminaban cuesta arriba los últimos metros de pendiente antes de llegar a la cúspide llevando la ametralladora Hotchkiss M1914, el trípode y varias cajas de munición 7 x 57 mm Mauser.

La cima de Torreárboles vista desde la ladera noroeste.

La acción se desarrolla a muy pocos metros de la cima de la colina de Torreárboles, de 692 metros de altura, unos 2 km al suroeste del pueblo de Cerro Muriano (Córdoba).

Reencuadre selectivo de la foto hecha por Capa, en el que puede verse al miliciano de la derecha que lleva sobre su hombro izquierdo la pesada ametralladora Hotchkiss M1914 calibre 7 x 57 mm Mauser de 24,6 kg, con Gerda Taro tras él, y a la izquierda de la imagen otro miliciano que ha llevado el trípode sobre su hombro derecho hasta hace un instante y está iniciando el movimiento para posarlo en el suelo.

Igualmente, elrectanguloenlamano.blogspot.com ha podido descubrir que la persona que se halla detrás del miliciano que lleva la ametralladora Hotchkiss M1914 es Gerda Taro, que viste el mismo pantalón oscuro que ha llevado puesto también a finales de Agosto de 1936 en Santa Eulalia (Frente de Aragón), donde Capa le ha hecho tres fotografías (una reproducida en la página 69 del libro catálogo de la exposición This is War! Robert Capa at Work, donde Gerda Taro aparece a la izquierda del contacto de 35 mm con este mismo pantalón oscuro y dos reproducidas en la página 034 del segundo tomo del libro La Maleta Mexicana, en las que está mirando el cráter producido por una bomba: una horizontal en la que aparece Gerda Taro sola y otra vertical en la que aparece con cuatro milicianos al fondo, vistiendo en ambas dicho pantalón oscuro alto y una camiseta blanca de manga corta).

A partir del día siguiente de ser tomada por Capa en Torreárboles la foto de los milicianos subiendo la ametralladora, el trípode y las cajas de munición a su cima, Taro cambiará este pantalón negro alto por uno más claro de miliciano.

Esta fotografía fue hecha por Robert Capa en Torreárboles el 3 o el 4 de Septiembre de 1936, y no el 5 de Septiembre de 1936 (día en que realiza sus dos grandiosos reportajes La Arenga en la Finca de Villa Alicia y la Huida de los Refugiados de Cerro Muriano a través de la salida norte del pueblo en dirección a la antigua Estación de Tren de Obejo y El Vacar).

Reencuadre selectivo que muestra al penúltimo miliciano subiendo a la cima de Torreárboles dos cajas de munición 7 x 57 mm Mauser, cada una de las cuales contiene cinco peines de 24 cartuchos. La gran cantidad de cajas de munición para la ametralladora Hotchkiss M1914 que están transportando hasta la cumbre de esta colina los milicianos que aparecen en la imagen completa, indica que los mandos republicanos en la zona estaban preparando la defensa ante el que consideraban inminente seguro ataque en uno o dos días por parte del general Varela, y el notable despliegue de armamento indica también claramente que la inmensa mayoría de tropas republicanas y milicianos no estaban en el pueblo de Cerro Muriano, sino defendiendo Torreárboles, Las Malagueñas y la Finca de Villa Alicia, donde estuvo en realidad el frente de combates el 5 de septiembre de 1936, día en que tuvo lugar la batalla. 

Es evidente que los milicianos que aparecen en imagen no se hallan en combate, no hay batalla en ese momento, sino que están subiendo la mencionada ametralladora pesada, su trípode y abundantes cajas de munición a la cima de la colina Torreárboles, uno o dos días antes de la batalla propiamente dicha, que será a partir de aproximadamente el mediodía del 5 de Septiembre de 1936, cuando tres columnas franquistas al mando conjunto del general Varela, e integradas por altos jefes militares profesionales con abundante experiencia en combate en guerra colonial en Africa (coronel Sáenz de Buruaga, comandante López Guerrero, comandante Gerardo Figuerola, comandante Sagrado y comandante Baturone) atacarán la colina Las Malagueñas y la colina Torreárboles (dos cotas cuya conquista es fundamental para la ulterior captura del pueblo de Cerro Muriano) así como la Finca de Villa Alicia en la que hay abundantes contingentes de milicianos anarquistas de la CNT y la FAI de Alcoy (Alicante) junto con milicianos andaluces.

Los altos oficiales republicanos en la zona (al mando del comandante Juan Bernal, y en cuyo estado mayor - ubicado en la Mansión de las Malagueñas, sita en la cúspide de la colina del mismo nombre -, también figuran los comandantes José Balibrea, Gerardo Armentia y Aviraneta) saben que el general Varela va a atacarles muy pronto, ya que la presencia de abundantes tropas republicanas en el área de Cerro Muriano (unos 15 km al norte de Córdoba capital), un enclave estratégicamente muy importante, supone una gran amenaza para Córdoba capital, en manos de las tropas franquistas.

Por ello, han ordenado a los milicianos que suban ametralladoras y abundantes cajas de munición tanto a la cima de Torreárboles como a la de Las Malagueñas.

Capa hace la fotografía con su Leica II (Model D) acoplada a un objetivo Leitz Elmar 50 mm f/3.5, en ángulo contrapicado, mientras los milicianos suben el tramo de pendiente inmediatamente adyacente a la cima de Torreárboles a pleno sol, probablemente utilizando diafragma f/8.

Cima de Torreárboles, a muy pocos metros de la estructura de hormigón armado con cilindro en su zona superior, construida en 1974 sobre el basamento de una antigua torre árabe. Al fondo a la derecha se aprecia la ciudad de Córdoba. Puede constatarse perfectamente como desde la cima de esta colina la vista panorámica es enorme y de una gran calidad, por lo que cualquier movimiento de tropas franquistas desde Córdoba capital hacia la zona de Cerro Muriano podía ser fácilmente detectado tanto visualmente como con prismáticos, de tal manera que la ubicación de ametralladoras Hotchkiss M1914 (cuyo alcance letal era de 3.800 metros) en la cúspide, permitía una eficaz defensa, desde una posición elevada, con fuego automático a una cadencia de 600 disparos/minuto y velocidad inicial de 724 m/seg, frente a cualquier intento de asalto enemigo de la colina, pese a lo cual Torreárboles fue tomado por asalto por las fuerzas franquistas de la columna de la izquierda el 5 de Septiembre de 1936.

Desde un punto de vista militar, la decisión de los altos mandos republicanos de instalar ametralladoras en la cima de Torreárboles (así como en la de Las Malagueñas) está plenamente justificada, ya que al ser el vértice geodésico más alto de la Sierra de Córdoba, desde su cima hay una excepcional vista de todo el entorno circundante en muchas decenas de kilómetros a la redonda (Córdoba capital, las sierras de Jaen, Los Villares, Sierra Morena y algunos pueblos de la vertiente norte cordobesa), por lo que se domina tanto la ladera sur de la colina como cualquier intento de ataque de tropas enemigas procedentes de Córdoba capital (situada unos 13 km al sur de Torreárboles).

Definitivamente, los rumores que circularon durante los primeros días de Septiembre de 1936 sobre un inminente ataque republicano a Córdoba capital eran totalmente infundados, los mandos republicanos en la zona estaban preparándose para la defensa ante el seguro ataque del general Varela, y Robert Capa y Gerda Taro no llegaron a la zona de Cerro Muriano el 5 de Septiembre de 1936, sino uno, dos, o incluso quizá tres días antes, haciendo fotos en Las Malagueñas y Torreárboles antes del 5 de Septiembre de dicho año, tal y como explicamos ya en Julio de 2013 en nuestro artículo sobre una fotografía hecha por Capa en Las Malagueñas también uno, dos o tres días antes del 5 de Septiembre de 1936 y que fue publicada en la revista Regards del 24 de Septiembre de 1936.


Texto y Fotos Indicadas: José Manuel Serrano Esparza.

TORREÁRBOLES (CERRO MURIANO): DISCOVERED THE AUTHORSHIP AND LOCATION OF ANOTHER PICTURE MADE BY ROBERT CAPA BEFORE SEPTEMBER 5, 1936

SPANISH

elrectanguloenlamano.blogspot.com has been able to discover both the authorship and location of one more picture made by Robert Capa in Torreárboles hill (2 km in the southwest of Cerrro Muriano) before September 5, 1936.

It is an image appearing on page 127 of the book The Spanish People´s Fight for Liberty by A. Ramos Oliveira (edited by the Spanish Embassy in London in 1937), in 21 x 17 cm size, and in which a group of eight CNT and FAI militiamen from Alcoy (Alicante) going up towards the top of a hill can be seen.


One of them is taking a 7 x 57 mm Mauser caliber Hotchkiss M1914 heavy machine gun featuring a weight of 24, 4 kg on his left shoulder, while the one on his left is about to put the machine gun tripod on the hill summit.

The rest of militiamen walking behind them with ascending direction are transporting ammunition boxes containing five steel strips each one with twenty-four 7 x 57 mm Mauser caliber cartridges for the aforementioned machine gun.

South side of Torreárboles hill, where can be seen the slope whose last meters is necessary to walk up to reach the top. Capa made the picture from the last stretch of it, located slightly on the other side, from a low angle viewing point, shooting his Leica II (Model D) with a Leitz Elmar 50 mm f/3.5 lens aiming upwards and framing the militiamen while they were walking up the last meters of slope before reaching the peak of the hill, taking the Hotchkiss M1914 machine gun, its tripod and abundant boxes of 7 x 57 mm Mauser ammunition.

Torreárboles hill summit seen from the northwest slope. 

Everything is happening at very few meters from the top of Torreárboles hill, featuring a height of 692 m and located around 2 km in the southwest of the village of Cerro Muriano (Córdoba).

Selective reframing of the picture made by Capa, in which can be seen the militiaman on the right taking on his left shoulder the heavy 7 x 57 mm Mauser caliber Hotchkiss M1914 machine gun featuring 24,6 kg and Gerda Taro behind him, and on the left of the image is another militiaman who has taken the tripod on his right shoulder until now and is beginning the movement to put it on the ground.

Besides, elrectanguloenlamano.blogspot.com has been able to discover that the person behind the militiaman taking the Hotchkiss M1914 machine gun is Gerda Taro, who is wearing the same dark trousers that she has also used throughout late August of 1936 in Santa Eulalia (Aragón Front), where Capa has made her three photographs (one reproduced on page 69 of This is War! Robert Capa at Work exhibition catalogue book, where Gerda Taro appears on the left of the 35 mm contact with these same dark trousers, and other two reproduced on page 034 of the second volume of The Mexican Suitcase exhibition catalogue book, looking at the crater produced by a bomb: a horizontal one in which Gerda Taro appears alone and a vertical one in which she can be seen with four militiamen in the background, being clad in both of them with these dark trousers and a short-sleeved clear shirt).

From the following day after the picture of the militiamen going up with the machine gun, its tripod and the ammunition boxes towards the summit of this hill, Taro changed her dark high trousers for
clearer militiaman trousers.

This picture was made by Capa on September 3 or 4, 1936, and not on September 5, 1936 (day in which he makes his two great reportages The Harangue in the Finca of Villa Alicia and the Escape of the Cerro Muriano Refugees Across the North Exit of the Village going towards the Obejo Train Station and El Vacar).

Selective reframing showing the second militiamen from right of the picture going up to the summit of Torreárboles with two 7 x 57 mm Mauser ammunition boxes, each one containing five 24 round strips. The great quantity of ammunition boxes for the Hotchkiss M1914 machine gun which are being taken to the peak of this hill by the militiamen appearing in the complete image, indicate that the Republican high officers in the area were preparing the defense against the impending attack of Francoist forces under the command of general Varela, that they deemed certain within one or two days, and the outstanding deployment of weaponry proves that vast majority of Republican forces and militiamen were not inside Cerro Muriano village, but defending Torreárboles, Las Malagueñas and the Finca of Villa Alicia, where was really the combat front on September 5, 1936, the day in which battle took place.

It´s apparent that the militiamen appearing in this image are not in combat, there isn´t any battle at that moment. They are hiking up with the heavy machine gun, its tripod and abundant ammunition boxes towards the top of Torreárboles hill, one or two days before the battle, which will take place from approximately high noon of September 5, 1936, when three Francoist columns under the global command of general Varela, and integrated by high military commanders with long experience in ruthless colonial war in Africa (colonel Sáenz de Buruaga, major López Guerrero, major Gerardo Figuerola, major Sagrado and major Baturone) will attack Las Malagueñas hill and Torreárboles hill (two heights whose conquest is fundamental for the subsequent capture of Cerro Muriano village), along with the Finca of Villa Alicia, in which there are plenty of contingents of CNT and FAI anarchist militiamen from Alcoy (Alicante) and Andalusian militiamen.

The Republican high officers in the area (under the command of major Juan Bernal, and whose general staff - located at the Las malagueñas House, placed on the summit of the hill bearing the same name - also includes majors José Balibrea, Gerardo Armentia and Aviraneta) know that general Varela will attack them soon, since the presence of numerous Republican forces in the area of Cerro Juriano (placed around 15 km in the north of Córdoba city), a strategically very important zone, poses a great threat for Córdoba city, which is in the hands of Francoist troops.

Therefore, they have ordered the militiamen to take machine guns with their ammunition boxes both to the summit of Torreárboles and Las Malagueñas.

Capa gets the picture with his Leica II (Model D) coupled to a Leitz Elmar 50 mm f/3.5 lens, from a low position, while the militiamen are going up the last stretch of slope immediately adjacent to the top of Torreárboles, under a scorching sun, and probably using a f/8 diaphragm.

Peak of Torreárboles, in its area at very few meters from the concrete structure with a cylinder on its upper zone, built in 1974 on the base of an old Arab tower and which nowadays crowns Torreárboles hill. In the background, on the right, the city of Córdoba can be seen. From the summit of this hill the panoramic views are amazing and offer an excellent watching quality, so any movement of Francoist troops from Córdoba city towards the area of Cerro Muriano could be easily detected both visually and through binoculars, in such a way that the placing of Hotchkiss M1914 machine guns (whose lethal range was 3,800 m) on the summit enabled to assuredly defend the position with 7 x 57 mm Mauser machine gun fire at a rate of 600 rounds/minute and 724 m/seg muzzle velocity against any enemy attempt to assault the hill, though Torreárboles was finally captured by the left attacking Francoist column on September 5, 1936.

From a military viewpoint, the decision made by the Republican high commanders to install machine guns on top of Torreárboles (in the same way as in Las Malagueñas) is entirely justified, because it is the highest geodesic vertex of the Cordoban range and from its summit there is an exceptional panoramic view of the whole surrounding landscape within a radius of many dozen kilometers (Córdoba city, the ranges of Jaén, Los Villares, Sierra Morena and the villages of the north of Córdoba province), so you can control both the south side of the hill and any onslaught manoeuver by enemy troops coming from Cordoba city (located around 13 km in the south of Torreárboles).

Definitely, the rumours which spread during the first days of September 1936 about an impending Republican attack on Cordoba city were utterly groundless, the Republican commanders in the zone were preparing the defense against the certain attack of Francoist forces under the overall command of general Varela, and Robert Capa and Gerda Taro didn´t arrive at Cerro Muriano area on September 5, 1936, but one, two or even perhaps three days before, getting pictures in Las Malagueñas and Torreárboles before September 5 of that year, as we explained in July 2013 in our article on a picture made by Capa in Las Malagueñas also one, two or three days before September 5, 1936 and which was published in the French magazine Regards of September 24, 1936.


Text and Indicated Photos: José Manuel Serrano Esparza

jueves, 9 de julio de 2015

VIENNA PHOTOBOOK FESTIVAL 2015: WORK WELL DONE BEARS FRUIT ( I I I )

Vienna PhotoBook Festival 2015 ( I I )


Saturday, June 20, 2015. It´s only five minutes to the beginning of the LECTURE BY THE AMERICAN STAR PHOTOGRAPHER WILLIAM KLEIN IN DIALOGUE WITH GERRY BADGER, the most expected one of this Vienna PhotoBook Festival 2015.

This is the first time that William Klein, one of the most important and influential photographers ever and a living icon in the History of Photography, comes to the Austrian capital.

Three years have elapsed since Michael Kollmann (photobook curator of Ostlicht Galerie für Fotografie), Regina Anzenberger (director of Anzenberger Gallery, Anzenberger Photographic Agency and Anzenberger Gallery Bookshop) and Peter Coeln (Director of Ostlicht Gallery für Fotografie) founded the Vienna PhotoBook Festival, whose first edition was held in 2013, and which has increasingly grown up and consolidated through strenuous work, illusion, love for photography, painstaking attention to every detail and the firm belief in the future possibilities of both top quality photobooks on paper focused on talents from the new generation, greatly fostered with the updated technologies. and the already existing first-rate photobooks, particularly the classic ones devoted to the photographic oeuvres of the great masters of photography, special editions, limited series, signed copies, etc.


The Anker Saal of the Brotfabrik Wien is overcrowded with attendants utterly aware of the huge significance of the moments which are about to be lived.


William Klein, born on April 19, 1928 in New York, has just gone up to the stage.


The collective thrill is huge and emotions skyrocket. Many of the attendees have admired him for decades and possess some of his famous books like New York (1956), Rome The City and Its People (1959), Tokyo (1964), Moscow (1964), Mister Freedom (1970), The Films of William Klein (1989), Torino ( 1990), In and Out of Fashion (1994), MMV Romani (2006) and others.


The dialogue between William Klein and the photographic critic, architect and photographer Gerry Badger flows in a very relaxed way, with William Klein quickly gaining the public appreciation through his special sense of humor and the scores of anecdotes lived throughout his almost seventy years as a professional photographer. Everybody is relishing this major and memorable occasion in which the towering human stature and true humbleness of this man comes to surface every time he answers the questions asked to him by Gerry Badger.













VIENNA PHOTOBOOK AWARD 2015 CEREMONY

After a Collector´s Talk held at the Anker Saal of the Brotfabrik Wien betwen 18:00 h and 19:00 h with Michel Auer, Andreas H. Bitesnich and Manfred Heiting as speakers, moderated by Gerry Badger, at 19:00 h of Saturday, June 20, 2015 started the Award Ceremony of the Vienna PhotoBookAward at the lecture room of the ground floor, presented by Regina Maria Anzenberger and Gerry Badger.

In only two years since its first edition in 2014, the Vienna PhotoBook Award has become a prestigious recognition within the photobook sphere, because of the high level of the participants and the internationally acclaimed panel of reviewers choosing the winners and which this year was made up by Gerry Badger (photographer, architect and photocritic), Andreas H. Bitesnich (photographer, collector and photocritic), Josef Chladek (The Virtual Bookshelf, Austria), Nela Eggenberg (Eikon, Austria), Peter Gössner (collector from Austria), Manfred Heiting (designer, editor, curator and collector from United States), Rob van Hoesel (publisher from the Netherlands), Rainer Iglar (Fotohof Salzburg, Austria), Silvia Jaklitsch (Verlag für Moderne Kunst, Austria), Klaus Kehrer (Kehrer Verlag Heidelberg, Germany), Dominique Kempers (Bookshop Walter König, Austria), Calin Kruse (Die Nacht, Germany), Harald Latzko (collector from Austria), Ania Nalecka (Tapir Book Design, Poland), Colin Pantall (photobook critic from United Kingdom), Johannes Schlebrügge (Schlebrügge Editor, Austria) and Hannes Wanderer (Peperoni Books, 25 books, Germany).


The Winners of the Honorable Mentions of the Vienna PhotoBook Award 2015 were Reka Szent-Ivanyi (Hungary) for her photobook dummy There´s Nothing Wrong with That, Ikuru Kuwajima (Japan) for her dummy photobook Trail and Kateryna Snizhko (Russia) for her photobook dummy My Friend is a Sniper.


Kateryna Snizhko (left) and Reka Szent-Ivanyi (right, beside the projector) at the moment of being bestowed the Vienna PhotoBook Festival 2015 Honorable Mentions by Regina Maria Anzenberger and Gerry Badger.


Regina Maria Anzenberger and Gerry Badger announcing the Second Prize of the Vienna PhotoBook 2015 Award given to Dimitry Lookianov (Russia) for his photobook dummy Instant Tomorrow, who will be published by Peperoni Books (Germany).


Projection of one of the images of Instant Tomorrow, the photobook including pictures by Dmitry Lookianov that was bestowed the Second Prize of the Vienna Photobook Awards 2015.


Two more images of Dmitry Lookianov´s photobook dummy projected on the screen of the lecture room.


Regina Maria Anzenberger interviewing Dmitry Lookianov in the presence of Reka Szent-Ivanyi, Kateryna Snizhko and Gery Badger.


Reka Szent-Ivanyi, Kateryna Snizhko, Dmitry Lookianov, Regina Maria Anzenberger and Gery Badger at the moment in which the latter announces the Vienna Photobook Award 2015 First Prize bestowed to Mark Duffy (Ireland),


for his photobook dummy Vote No.1


Mark Duffy speaking after receiving the First Prize of the Vienna Photobook 2015 Award


before the many attendees present during the Vienna PhotoBook 2015 Award ceremony.


Projection of one of the images of Vote No 1, Mark Duffy´s dummy photobook winner of the Vienna PhotoBook 2015 Award.


A further image of Mark Duffy´s photobook Vote No.1 photobook dummy projected on the screen of the lecture room.


Mike Duffy´s Vote No.1 photobook will be published by AnzenbergerEdition in autumn 2015 and the award winning photobook designer Ania Nalecka will overview the design.

The Vienna Photobook Award 2015 has featured from scratch an amazing level, since there was a previous selection from hundreds of submissions and a final photobook review of the deemed best 30 photobook projects made very good photographers: Julia Autz, Sonja Bachmayer, Alexander Bondar, Simon Brugner, Thomas Bundslchuch, Sebastian Collett, Mark Duffy, Marco Frauchiger, Marta Giaccone, Jacqueline Godany, Tamsin Green, George E. Holroyd III, Libuse Jarcovjákova, Gabor Kasza, Karl Ketamo, Ran Kokubun, Sasha Kurmaz, Ikuru Kuwajima, Dmytri Lookianov, Caleb Ming, Aleksey Myakishev, Christian Nowak, Borut Peterlin, catherine Rocke, Ursula Röck, Kateryna Snizhko, Mika Sperling, Reka Szent-Ivanyi, Xiaoxiao Xu, and Georg Zinsler.

The following day Sunday, June 21, 2015 had also a massive attendance of public and was made up by more lectures and visits to the 80 photobook international sellers located in the different facilities of the Brotfabrik Wien.


The level of the international booksellers present during this Vienna PhotoBook Festival 2015 was such that dumbfounding experiences for visitors were often churned out: here we can see two magazines of the legendary Russian illustrated magazine Sovetskoe from late thirties in very good condition at the booth of Rotes Antiquariat (Germany), a great bookseller based in Berlin, and behind them the top-notch photobook JOHN HEARTFIELD Buchgestaltung und Fotomontage, published by Rotes Antiquariat and Galerie C. Barscht in 2014, featuring 224 pages and the most complete work on this photographer made hitherto.

From its foundation in 1926 by the writer and editor Mikhail Koltsov, Sovetskoe photographic publication turned into an international flagship in terms of articles and essays on photography, layout of pictures, advertisements of photographic products and pretty lavish information about all kind of photographic equipment, photographic chemicals, etc.

On the other hand, from 1927, Sovestkoe magazine became one of the key publications in the spreading of the revolutionary way of getting pictures handheld with the new German miniature 24 x 36 mm format screwmount rangefinder Leica cameras through the iconic pictures of both avant-garde photographers like Aleksandr Rodchenko with its iconic pictures The Mother (cover of Sovetskoe Foto number 10, October 1927), The Stairs (1929), Demonstration (1932), Girl with a Leica (1934), Dive (1934),  Dive (1935), etc, and professional photojournalists like Evgenii Khaldei, Georgi Zelmanovitch, Arkady Shaykett, Georgi Selma and others, all of them using Leicas, along with new image techniques like the multilayer pictures with 4 x 5 and 5 x 7 inch large format cameras made by El Lissitzky.

In spite of the not very good paper, almost eighty years after its production, the image quality of the b & w pictures inside these vintage Sovetskoe magazines is still amazing and showing a unique aesthetics of image, because in spite of the 35 mm black and white films of the time (mostly bulk loaded 24 x 36 mm nitrate panchromatic cinematographic ones with a lot of grain and very low sensitivity of around Weston 32, roughly equivalent to ASA 40), the remarkable acutance attained by the then commonly used Agfa Rodinal developer, optimized for excellent sharpness of contours and discernibility of details, fostering the Mackie lines, along with the amazing resolving power for the time of the Leitz Elmar 5 cm f/3.5 designed by Max Berek, paid off on printing the images on the magazine pages from original 35 mm negatives.


Iceland Photographs by Eliot Porter, a significant book featuring 126 pages and including 56 pictures made by one of the greatest masters of color bird and landscape genres.

It was published in 1989 by Bulfinch Press, one year before his death, and follows the main keynotes of this sublime artist photographer who committed himself to explore the diversity of natural world and its colourful beauty through the use of Linhof Technika large format camera with Kodachrome 4 x 5 film (second half of forties and fifties) and Ektachrome 4 x 5 (from early sixties onwards), a tremendous mastery of technique and composition, a wise use of overlying contrasts and the attainment of pretty wide and delicate tonal range along with superb color and detail by means of complex dye transfer developments and prints as a creative tool to convey extraordinary subtleties and nuances, together with boundless control possibilities as to the look of the definitive print, needing some days of hard work to get them.

Eliot Porter devoted most of his photographic career to create and exhibit painstakingly rendered dye transfer color prints of his photographs, with a richness, depth and fidelity unmatched by any other method, displaying an awesome subtlety of tone and hue and a brightness range of more than 500:1 from blackest black to whitest white, with better, more accurate and purer color than any other color print, particularly when using his Kodachrome 4 x 5 sheet films, which have been preserved flawless until now and currently boast a potential of 320 megapixels at 4,000 dpi per image.


UNTERGANG EINER WELT Der GroBe Krieg 1914-1918 in Photographien und Texten, published by Brandstätter and written by Wolfgang Maderthaner and Michael Hochedlinger, another of the excellent photobooks on sale during this Vienna PhotoBook Festival 2015, on display at the booth of Christian Brandstätter Verlag (Austria).

It features a 24 x 30 cm format, 320 pages, 300 photographs and has been Silver Medal of the German PhotoBook Award 2015.

The pictures included in this book are truly impressive, mostly unknown, and fruit of a strenuous research work made by Wolfgang Mathertaner (Historian and General Director of the Austrian State Archive) and Michael Hochedlinger (Ph.D and archivist at the Austrian State Archive).


Exoticism to spare at the Antiquariat Mag.Michael Bauer (Austria) during the Vienna Photobook Festival 2015: First edition of Wunder in Der Natur, a photobook by Karl Blossfledt, published by H. Schmidt & C. Günther Leipzig (Pantheon- Verlag für Kunstwissenschaft) in 1942 with a 24,7 x 32,5 cm format, 120 pages and 120 excellent black and white pictures of different plants, while two original ambrotypes from 1860s can be seen in the foreground.


Some attendees perusing old photobooks. The love for black and white photography was apparent enough throughout the two day event.


A further excellent photobook at the booth of Verlag Scheidegger & Spiess (Switzerland) : Brasilia, first edition edited by Arthur Rüegg and published by Scheidegger & Spiess in 23 x 31 cm format and including the best pictures made by René Burri (104 in colour and 118 in black and white) between 1958 and 1977 in the City of Utopy, designed by Oscar Niemeyer in late fifties, with text in German and English.


Music, a digitally printed photobook by Andreas Oetker-Kast on sale at the booth of bt:st verlag (Germany), featuring 160 pages and 87 pictures, epitomizing the unique experience of live concerts and the photographic opportunities it provides, on creating images during magic musical instants in which the photographer (a specialist in documentary and musical genres) embeds into the artists´ muses and feelings while they are on the stages.

LECTURE BY NICOLO DEGIORGIS ABOUT HIS BOOK " HIDDEN ISLAM ", THE MOST AWARDED AND SUCCESSFUL PHOTOBOOK OF 2015

It took place between 11:00 h and 12:00 h in the morning of Sunday, June 21, 2015.








Three photobook enthusiasts at the booth of FOTOHOF edition (Austria).


A visitor talking to Christopher Anhalt, founder and director of Homeparkpress (Germany) at the booth of this photobook seller during the Vienna PhotoBook Festival 2015. It is an independent publishing project created in Hamburg seven years ago and producer of remarkable photobooks interspersing design, photography and typography in very carefully made editions, greatly manufactured with craftsmanship parameters and top-notch offset printing, as in the photobook Scars & Beauty (2010), featuring pictures by Christopher Anhalt, design by Stefan Kaetz, stitched brochure binding, Multidesign Original Natural 150 high quality paper and 21 photographs, which was selected by AD France as one of their favourtite three titles at Offprint Paris 2011.

Christopher Anhalt is likewise an accomplished photographer author of outstanding black and white urban pictures and portraits exuding an image aesthetics following the track of the mythical Kodak Tri-X 400 35 mm film rendering visible grain but getting impact and an accurate depiction of the atmosphere of the  moments.


Utak Ways by Benko Imre, at the booth of the Association of Hungarian Photographers (Hungary). The first edition of this 132 pages photobook was launched into market in 2004 in Budapest, and includes a lot of pictures made by the Hungarian photographer Benko Imre between 1971 and 2002 in different countries of the world like the Soviet Union, Vietnam, Cambodia, China, Cuba and United States, aiming at depicting the social structures of their peoples and their sociological grounds).

Imre Benko, born in 1943, is a photojournalist linked to the great tradition of Hungarian photography, embodied since late twenties onwards by figures like Brassai, Martin Munkácsi, Laszlo Moholy-Nagy, Eva Besnyo, André Kertész, Robert Capa, Cornell Capa, Béla Kondor, Károly Escher, Laszlo Willinger and others, both in the photojournalistic sphere and in the artistic one.

He has been twice Gold Medal of the World Press Photo Competition in 1975 and 1978, Pulitzer Memorial Prize-Winning Artist of Merit, and in 1996 he won the W, Eugene Smith Memorial Fund Scholarship for his extraordinary reportage on the dismantling of the iron foundry in Ózd made by him throughout nine years, and was lecturer in Documentary Photography at the Hungarian Academy of Applied Arts between 1988 and 2000.


Kinky City by Pawel Jaszczuk, on sale at the booth of WestLicht Bookshop (Austria).

A fascinating photobook featuring 44 pages and 39 photos, product of the three years spent by the author between 2007 and 2010 submerging into the night life of Tokyo, searching for swinger clubs, special bars, private sex parties, etc, managing to gain the confidence of the people fulfilling their fantasies, performing a voyeuristic observer role and capturing with his Leica rangefinder and very high ISO black and white film the key ingredients of these contexts: the dominance and submission interactions, the fetish apparels of all kind and epochs mostly made with leather and latex, the creation of rather bizarre atmospheres, the instants of excitement and dither, the physical encounters, the pain and desire, the quest for the unknown and forbidden, the inconfessable dreams, the transcending of taboo boundaries ..., all of them elements far from the mostly rigid lives these persons have at their works in full daylight, when their attires and behaviours are rather different.

This is a special photobook including pictures often blunt, depicting reality as it is in this Kinky City night, a world apart in itself, and the experience can be a bit disturbing for some readers, but it is undoubtedly a work deserving accolades for its images often taken in extreme contexts, with the photographer plucking up courage and displaying a remarkable mental strength enabling him to get very good pictures as a beholder of actions, sometimes from a very near distance, immersing himself in the intimacy of developments and the unleashing of human most hidden passions.

Paweł Jasczuk works have been exhibited in different countries and published in a number of newspapers and magazines like The New York Times, the British Journal of Photography, GUP magazine, PHOTO and others, having also been bestowed the Lead Awards Portrait Photography of the Year in Germany.


Pilgrimage, an excellent photobook by the Russian photographer Ekaterina Solovieva at the booth of the Rodchenko School for Photography and Multimedia of Moscow (Russia), where she gets with her Leica rangefinder b & w pictures of Russian people taking part in popular processions or inside churches and in which she excels revealing their true personality and convictions.

Ekaterina Solovieva is a photojournalist and documentary film maker whose work is particularly devoted to social photographic projects and the coverage of the lives of common people living in different areas of the former Soviet Union.

She has made a number of exhibitions throughout Europe hitherto: Russian North (at the Gallery Go East of Hamburg) in 2007, Kamchatka, the Land of Vulcans (at the Gallery Go East of hamburg) in 2008, Group Exhibition Sony World Photography Awards (at Somerset House, London, UK) in 2011, Group Exhibition The Best of Russia (at the Vinzavod Center of Contemporary Art, Moscow) in 2012, Group Exhibition Light (at the Gallery Morgenland in Hamburg, Germany) and others.

And her portfolio " Black Crimea " with 12 pictures was published in Leica Fotografie International magazine on February 22, 2015.


Vienna Spots, a photobook by Carolina Frank, at the booth of Schule Friedl Kubelka für künstlerische Photographie (Austria).

LECTURE " INTAC INTERNATIONAL ART COLLABORATIONS: ARTIST´S BOOKS AS PROCESS " BY WALTER BERGMOSER AND PETER SRAMEK

It took place between 12:00 and 13:00 h of Sunday, June 21, 2015.












Two visitors (on the left of the image) at the booth of Peperoni Booksa Berlin based European reference-class publishing house created by Hannes Wanderer (its founder and director, on the right) in 2004 aiming at the production of illustrated books delving into contemporary photography with such acclaimed photobooks like It was a Grey Day by Gerry Badger, Heartland by Thomas Hoepker, Be Happy by Igor Samolet, Hong Kong Informal Seating Arrangements by Michael Wolff, In Tune Variations on an Orchestra by Julia Baier, Itoshima by Juliane Eirich, History of the Visit by Daniel Reuter, and others.

One of the key factors of the Vienna Photobook Festival is the deep knowledge of their trade and the experience featured by the professional booksellers who steadily solve the attendees doubts and advise them in every regard.


First edition 2014 of Martin Parr Looking at Books, featuring 64 pages and 22 photographs, edited in Zurich by Roger Eberhard, and designed by Alexandra Brun, at the booth of b.frank books (Switzerland), its publisher.


2D23D Photography as Sculpture Sculpture as Photography, at the booth of Ostlicht Galerie für Fotografie (Austria).

Edited by Verlag für moderne Kunst, Wien in 2014 and featuring 136 pages, it is the catalogue photobook about the exhibition 2D23D held at Galerie Ostlicht Vienna  between October 4th and November 26th, 2014 and curated by Rebekka Reuter (Chief Curator at Ostlicht Galerie) and Martin Guttmann (artist) that included works by Alfons Schilling, Peter Weibel, Nadim Vardag, Kerstin Cmelka, Will Benedict, Heimo Zobernig, Sonia Leimer, Michael Hakimi, Nora Schultz, Birgit Jürgenssen, Clegg & Guttmann, Christian Mayer, Michael Hoepfner and Friederike Pezold.


Limited signed print edition of the photobook Conversations by Rémi Coignet at the booth of The Eyes Publishing (France).


People in the Soviet World and in the Russian World, at the booth of the Association of Hungarian Photographers (Hungary).

A photobook by András Bánkuti, published in 2007 and dealing on the social, political and economical changes experienced between the last years of the former Soviet Union and the two next decades of Russia after the fall of the Berlin Wall in 1989, and their influence on the civil population.

András Bánkuti is an awarded Hungarian photojournalist who in 1983 was bestowed the International Master of Press Photography by the International Journalists Association, and in 1993 won the Pulitzer Memorial Prize.

He´s currently the Editor-in-Chief of Digitalis Foto Magazin, one of the best photography magazines in the world and published bimonthly.

LECTURE " WHY MAKE A PHOTOBOOK " BY THE AWARD WINNING PHOTOBOOK DESIGNER FROM POLAND ANIA NALECKA

It took place between 14:00 and 15:00 h of Sunday, June 21, 2015.











LECTURE " ONLY ON PAPER " BY MICHAEL MACK

It took place between 15:00 and 16:30 h of Sunday, June 21, 2015.











Text and Photos: José Manuel Serrano Esparza